Cinco casas rápidas y baratas

Daniel Silberfaden, Decano de la Facultad de Arquitectura UP, organizó un concurso que eligió 5 modelos de casas industrializadas para construir en 120 días a un costo 30% más barato que las tradicionales.



El empresario Julián Arostegui quiere fabricar casas como si fueran autos y venderlas en supermercados. Su proyecto arrancó hace seis meses con 60 equipos elaborando proyectos de viviendas flexibles, baratas y rápidas construir. Hoy, el concurso que organizó el arquitecto Daniel Silberfaden a pedido de Arostegui, dio como resultado 5 casas capaces de ser levantadas en 120 días y un 30% más baratas que las tradicionales. El secreto: la industrialización. “Hoy las casas se hacen a medida; eso las encarece tanto como si quisiéramos hacer un auto comprando los repuestos por separado”, explica Silberfaden, decano de Arquitectura en la Universidad de Palermo.

Los 5 modelos parten de una casa mínima de 50 metros cuadrados que puede crecer mediante el agregado de módulos. Cada equipo siguió un camino distinto.

Madera rebanada
Los arquitectos de Buenos Aires Arquitectura Grupal inventaron una casa con techo a dos aguas que se arma en rodajas. Como si hubieran cortado un budín alargado, los proyectistas le dieron a cada tajada una función y el usuario las puede combinar.Con los módulos base se forman los livings, dormitorios, escritorios y salas de juego. Otros siete tipos de módulos sirven como cierre, cocina, pérgola, baño, acceso, patio y parrilla. Las combinaciones son infinitas. Estas piezas son de madera interior y chapa de acero al exterior. A partir de los primeros 15 módulos se puede armar una casa inicial de dos ambientes. Las casas pueden tomar cualquier forma adaptándose a las distintas formas de los terrenos.

Plug in house
Este modelo es una especie de Lego gigante que permite armar viviendas de una y dos plantas con infinidad de combinaciones. El estudio cordobés STC Arquitectos lo planeó en base a las dimensiones del camión que lo pudiera transportar. Los arquitectos de Río Cuarto pensaron la estructura en chapa de acero plegada, como la que usan los autos, porque resulta resistente y liviana. Para completar la casa, a los módulos se les agregan accesorios que los convierten en baños, cocinas, dormitorios o estares, entre otros ambientes. Existen 25 accesorios distintos y varias terminaciones.

La CbZ
Estudio BaBO, con una pata en Buenos Aires y otra en Oslo, inventó una casa que crece a partir de un módulo base con dos lados libres para conectarse con otros módulos y equipamiento en los lados restantes. Proponen 3 módulos: interiores básicos, exteriores (galería, parrilla, banco y galería-cochera) y módulo terraza.

Jaula arquitectónica
Los Arquitectos Todo Terreno idearon una jaula estructural de dos pisos en forma de gran cubo. En su interior se van incluyendo los ambientes a medida que la casa crece. Las piezas se eligen de un catálogo y los accesorios determinan su función: baño, guardado, cocina, lavadero, cucha, muebles, ventanas, toldos, huerta, patio y terraza, entre otros.

Partida de dominó
Los cordobeses Pablo Carballo y Maricruz Errasti desarrollaron un módulo repetible que permite armar una casa como si fuera un dominó. Cada “ficha” tiene un espacio cubierto y un patio. De esta manera, las combinaciones siempre producen ambientes con doble ventilación e iluminación natural. Cada módulo contiene las cañerías y está constituido por una estructura metálica y una bóveda revestida en madera.



¿Querés saber más? Clickeá aquí