Multitasking virtual: ¡no te zarpes!

El psiquiatra y docente UP, Juan Manuel Bulancio, explica cómo los hábitos digitales pueden afectar el rendimiento mental. Leer nota digital



“Tienes un nuevo e-mail”, “Nico y Rochi marcaron como favorito un tuit de CarmelitaEnTacos”, “Victoria te etiquetó en una publicación”. Cada notificación es una orden: ¡tenés que atenderla! Te damos trucos para que la multiactividad on-line no funda tu cerebro.

Jamás ignorás el aviso de un nuevo mensaje, posteo, comentario o cualquier movida en tus redes. Dedicás horas a navegar en al Web y mantenés cinco ventanas abiertas a la vez. Pero ¿cuáles son los efectos de ese hábito de querer hacer todo al mismo tiempo?

El que mucho abarca...
Algunos científicos aseguran que no tenemos la capacidad para afrontar el multitasking. Parece que cuando hacemos dos tareas en simultáneo, como chequear el correo electrónico mientras hablamos por teléfono, nuestro cerebro realiza un esfuerzo para cambiar vertiginosamente el “switch” de una actividad a la otra, y eso le resulta agotador.

Tus hábitos digitales pueden llegar a afectar tu rendimiento mental. “El multitasking virtual es un campo abierto para la dispersión y la pérdida de eficacia. La atención es limitada y fácilmente saturable, especialmente cuando los estímulos superan la capacidad para atenderlos”, explica el psiquiatra Juan Manuel Bulacio, profesor de la Universidad de Palermo y presidente de la Fundación Instituto de Ciencias Cognitivas Aplicadas.

El esfuerzo mental que te demanda atender varios temas on-line al mismo tiempo hace que el organismo genere cortisol, la hormona del estrés. En una instancia de peligro, esa sustancia es de gran utilidad, ya que estimula las respuestas corporales (como el alerta o la reacción de huida) que te permiten afrontar la situación. Aunque Instagram o la bandeja de entrada del correo electrónico no representen una amenaza, igual pueden provocar que los niveles de cortisol aumenten, lo que genera efectos colaterales: tu memoria se altera, te sentís irritable, las defensas de tu organismo bajan y tu libido cae en picada.

Ahora que ya lo sabés, ¿vas a ignorar la próxima notificación? Por supuesto que no. “El multitasking digital facilita ciertas conductas adictivas porque estimula el circuito cerebral de recompensa”, afirma el neurólogo Ricardo Allegri, jefe de Neuropsiquiatría y Neuropsicología de la Fundación contra la Lucha de las Enfermedades Neurológicas de la Infancia (FLENI). Por eso sentís placer cuando atendés varios asuntos on-line a la vez, y así te volvés dependiente de esa clase de estímulos.

Fitness para tu cerebro
No se trata de renuncia a la tecnología: “Nuestro cerebro puede atender varios asuntos en simultáneo, depende de cómo lo entrenamos”, asegura Allegri.

Los especialistas armaron una guía para que logres el máximo rendimiento mental:
Imponer desafíos. Algunas apps funcionan como una suerte de personal trainer cognitivo: Lumosity (la versión está en inglés) se compone de sesiones de tres juegos diseñados por neurocientíficos con el fin de mejorar la reacción y la eficacia de tu mente. Juegos mentales y Peak te ayudan a entrenar la memoria, la capacidad de deducción y la agilidad mental. Si querés algo que no le demande demasiado esfuerzo a tu cerebro, bajate Kognitivo: esta app propone ejercicios muy simples que apuntan a mejorar la capacidad de análisis, la atención, la reacción y la memoria.

El juego Personal Zen te permite seguir a dos personajes en un pastizal, uno callado y amistoso, y otro furioso: te entrena para concentrarte más en lo positivo que en lo negativo frente a un problema o en una situación de estrés.

Si te aburrís resolviendo los problemas, olvidate de estas apps: el interés es un requisito indispensable para que sean eficaces.

Pensá con los pies. La actividad aeróbica estimula la producción de BDNF, una molécula responsable de la creación de nuevas neuronas. Lo mejor de todo es que no hace falta que te internes en el gym: está comprobado que caminar a paso vivo durante 40 minutos, tres veces por semana, fortalece la memoria.

Más beneficios para tu mente: un estudio de la Universidad de Illinois (Estados Unidos) demostró que el ejercicio físico desarrolla más la región del cerebro (hipocampo) que procesa el conocimiento.

Reíte. La gelotología es la ciencia que estudia los efectos de las carcajadas en el organismo y en la psiquis. Los investigadores comprobaron que al reírte estimulás el lado derecho del cerebro, relacionado con los pensamientos creativos. Además, liberás endorfinas, una sustancia que reduce el estrés y te ayuda a pensar con claridad.

Vencé tus inhibiciones. El miedo es el peor enemigo de la mente. La amígdala es un conjunto de neuronas ubicado en el cerebro profundo que procesa y almacena los datos que generan emociones (como el temor y la vergüenza), y también está involucrada en la consolidación de la memoria. “Cuando el miedo te domina la amígdala anula el trabajo de la parte del cerebro (la corteza prefrontal) encargada de la memoria de corto plazo y las funciones ejecutivas del cerebro. Entonces, tu cociente intelectual se desploma”, asegura el psiquiatra Edward Hallowell, autor del libro ¡No te vuelvas loco!

Aprendé algo nuevo cada día. Puede ser el significado de alguna palabra que desconocías, memorizar el párrafo de una canción o lavarte los dientes con la mano contraria: eso fortalecerá y agilizará tus neuronas.

Científicos de la Universidad de Hamburgo (Alemania) estudiaron la actividad cerebral de 20 personas a las que se les enseñó malabarismo durante un mes. En la primera semana, observaron un aumento de su rendimiento cognitivo, pero eso se detuvo cuando se familiarizaron con el procedimiento. Moraleja: buscá siempre un nuevo reto.

Entrená tu mente para ser feliz
Existen ejercicios que te ayudan a superar los pensamientos negativos, a generar empatía con los demás y a mantener la calma en momentos difíciles. Podés bajarte algunas apps para que tu mente esté en modo feliz. Happify se basa en los fundamentos de la psicología positiva, y te enseña a adquirir hábitos que proporcionan bienestar. Happier es una red social que te permite compartir con otras personas tus momentos más felices, y además te ofrece consejos y mensajes motivadores. Hacia la calma ofrece meditaciones guiadas.



¿Querés saber más? Clickeá aquí