Abogacia y abogados
facultad de derecho
Universidad de Palermo Facultad de
Derecho
Intranet (MyUP) Estudiantes Internacionales
Reuniones Informaciones Inscripción Online Solicitud de Información
Carrera abogacia
Eventos
» Eventos actuales
» Eventos anteriores
Noticias
» Noticias actuales
» Noticias anteriores
UP en los Medios
Publicaciones

Pág. 8/Sección: Economía.
Publicación: Miércoles 9 de septiembre de 2009.
Volver »
Entrevista a: Juan Pablo Bohoslavsky.
Profesor y Director de la Maestría en Derecho Administrativo de la Universidad Nacional de Río Negro, expositor invitado del Seminario Jurídico de la Universidad de Palermo.
Los bancos van a tener responsabilidad por complicidad en la violación de derechos humanos
"Los bancos van a tener responsabilidad por complicidad en la violación de derechos humanos": Juan Pablo Bohoslavsky: El abogado sostiene que las instituciones financieras tendrán problemas para "alegar que no sabían" lo que ocurría en la Argentina. También que todas las reparaciones "son parciales", pero al mismo tiempo "bastante simbólicas"a asistencia provista a la última dictadura militar por parte de las instituciones financieras privadas jugó un rol significativo en el sostenimiento del régimen. Así lo sostiene un artículo elaborado por el director de la maestría de derecho administrativo de la Universidad de Río Negro, Juan Pablo Bohoslavsky, y la directora del Centro de Derechos Humanos de la Universidad de Nueva York, Veerle Opgenhaffen, que fue presentado en la Universidad de Palermo. También será debatido en la Universidad de Buenos Aires.

El artículo plantea, además, la responsabilidad corporativa y la complicidad de estos organismos para el "éxito" de una política económica monetarista como fue la de la dictadura y que llevó a un astronómico crecimiento de la deuda externa estatal y privada argentina.

El 19 de marzo de este año un grupo de familiares de víctimas de la dictadura militar argentina presentó en un juzgado federal de Buenos Aires una demanda civil contra los bancos extranjeros que concedieron préstamos en forma masiva a la dictadura. Va camino a convertirse en una megacausa.

-Hoy el debate está abierto en el derecho internacional, ¿cuál es el último avance?
-El último escalón importante es que un representante de Naciones Unidas está trabajando para codificar estos estándares, que son bastante similares a los que la investigación propone. La clave es el nexo causal. El préstamo puede ayudar a la comisión de delitos y uno de los puntos del representante de la ONU es que cuando la empresa está lo suficientemente cerca de la comisión del delito, debe ser responsable.
Es un análisis muy casuístico: cuál era la necesidad del Estado de financiarse, cuál era la naturaleza del crédito, cuál era el destino de cada uno de los préstamos.

-En el paper detallan el rechazo de los Estados Unidos y la difusión que la violación de derechos humanos tuvo en la prensa internacional y las denuncias de las organizaciones de derechos humanos. ¿Cuál es la responsabilidad de los bancos que operaron a sabiendas del genocidio?
-La investigación, lejos de ser revolucionaria, se apoya fundamentalmente en los argumentos de la presidencia de los Estados Unidos, entonces a cargo de Jimmy Cárter, que rechazó la ayuda financiera y multilateral para la Argentina por la violación de derechos humanos en el país, porque estaban en juego límites inalienables, todo lo que los activistas en derechos humanos suelen argumentar. También se rechazó dar ayuda militar a la Argentina durante esa época.
Es difícil alegar que los prestamistas privados no sabían lo que estaba pasando o que desconocían los límites que se iban a cruzar dándole crédito a una junta militar que ya tenía denuncias desde organismos como Amnistía Internacional y la Comisión Interameri-cana de Derechos Humanos.

-¿Qué pueden argumentar para no ser condenados?
-Supongo que los abogados de los bancos van a tener un trabajo complicado para dar argumentos. De todas formas, hay que recordar que ya hubo reparaciones a través de los sistemas de compensación que implemento el Estado.
No obstante, las reparaciones fueron parciales. Todas las reparaciones posgenocidio son parciales porque tienen que calzarse con el presupuesto. Y por otra parte, como se pagó en bonos, fueron afectados por la pesificación y por el default.
Desde el punto de vista político y económico lo que demandan estas víctimas es un dinero viable. Los bancos deberían crear un fondo de reparación para estas víctimas. Es bastante simbólico en un punto. Los bancos no le pueden dar plata a un gobierno que comete delitos de lesa humanidad.
Lo importante es señalar la relevancia de los actores económicos en el "éxito" de las empresas criminales a gran escala.

-¿Cómo podría mejorarse la regulación internacional en medio de un debate global por la transparencia de las instituciones y el
fin del secreto bancario?
-En este caso no hay problema de acceso a la información, se saben los bancos y los montos. De todas maneras, la discusión por el acceso a la información bancaria debería traducirse en determinados estándares que sí van a impactar en términos de responsabilidad, cuestiones más técnicas como la relación entre capital propio y préstamos, por ejemplo.
Como consecuencia de la crisis global los bancos van a estar mucho más controlados y van a tener más responsabilidades. Y uno de los sectores va a ser éste, el de la responsabilidad por complicidad.
El acceso a la información es clave. Diferenciar la naturaleza de los depósitos es una primera medida. No es lo mismo el depósito de una persona individual que el de una empresa. La aplicación de principios de derecho público y estándares globales al levantamiento del secreto es otro punto, porque esas son cuevas adonde el derecho no entra. Cuándo es secreto, cuándo no, quién puede pedir el levantamiento del secreto, por ejemplo, y la garantía del proceso a favor de los depositantes para que expliquen por qué sería necesario el secreto bancario.

-¿Hay antecedentes internacionales de condena?
-En Nüremberg hubo dos casos con sentencia contradictoria -penales, no civiles-, en el caso Flick se reconoció que los préstamos realizados al régimen nazi tuvieron un impacto que no fue considerado un delito. El otro caso fue el de un empresario que donaba dinero a las SS y pese a lo que hacía sin saber en qué se aplicaba el dinero donado, sostenía a la organización criminal.
En el caso de las víctimas del apartheid sudafricano, en una corte de Nueva York se condenó a IBM por haber provisto computadoras y software para organizar el movimiento de la población de un lugar al otro, pero al mismo tiempo eximió la responsabilidad de los bancos con un criterio intrínseco que consideró que el dinero no es un com-modity riesgoso, pero fue muy criticado, porque tampoco lo son las computadoras. Todo depende del uso que se les dé. Es un argumento que en materia de crimen organizado no se discute.
Las víctimas de Auschwitz arreglaron con los bancos, que tuvieron que constituir un fondo billo-nario de reparación.

-¿El Estado podría pedir una reparación, si bien los préstamos los tomó lo que en ese momento era el "Estado argentino"?
-Es un punto que se discute. Si tomamos la definición de la relación de un actor principal y un cómplice, el que tiene toda la responsabilidad es el actor principal, con lo cual es difícil que el propio Estado que pidió la plata después pueda responsabilizar a quien cumplió con ese requerimiento.
La investigación se presentó en Nueva York, en Alemania y ahora en Buenos Aires. Allí Bohoslavsky volverá a plantear una situación que provoca sorpresa: "En el auditorio llama la atención la actitud de Cárter de compromiso con la defensa de los derechos humanos y deja en evidencia el comportamiento opuesto de los Estados Unidos".
¿Desea Información?
Tel.:
     
Derecho UP en Facebook
Derecho UP en Twitter
UP Derecho
Anuario de Derecho Ambiental
Revista de Teoría del Derecho
Anuario de Derecho Ambiental
Vida Estudiantil
Biblioteca
Seguinos en
 
UNIVERSIDAD DE PALERMO
BUENOS AIRES - ARGENTINA
Centros de Informes e Inscripción:
Tel: (5411) 4964-4600 | informes@palermo.edu | Av. Córdoba 3501, esq. Mario Bravo | Av. Santa Fe esq. Larrea 107
 
Prohibida la reproducción total ó parcial de imágenes y textos. Términos y condiciones.