Celeste Elorriaga, alumna de Maestría, cuenta su experiencia en Yale Law School

Celeste Elorriaga, alumna de Maestría, cuenta su experiencia en Yale Law School

En el marco del Linkage Program, todos los años un grupo de alumnos de la Facultad de Derecho es becado para participar del programa de intercambio en Yale Law School durante el mes de febrero.

Este año, viajaron los siguientes estudiantes:
• Celeste Elorriaga, alumna de la Maestría en Derecho
• Mariana Lavalle, alumna de la Maestría en Derecho
• Juan Manuel Otegui, alumno del Doctorado en Derecho

Acerca de la experiencia de viajar a Yale, Celeste Elorriaga menciona que “cada viaje en sí mismo es una oportunidad de conocimiento personal y de interacción con distintas personas, distintas miradas y formas de vivir. Participar en el Linkage Program fue una experiencia única. Desde que estudiaba la carrera de Abogacía en la Universidad de Palermo, este programa ya había despertado mi interés. He tenido profesores que han visitado YLS, algunos han hecho sus maestrías y doctorados allí y puedo decir que son los que, en muchos casos, han “iluminado” mi carrera. Finalizando mi Maestría en Derecho tuve la oportunidad de conocer esta gran casa de estudios y puedo entender lo que te genera YLS como institución”.

Asimismo, comenta que “si nos situamos en el contexto que está viviendo EE.UU. actualmente, podría decir que existieron varios momentos que me marcaron. Principalmente, actividades en las que los estudiantes ponen de manifiesto mediante reuniones y movilizaciones la situación de algunos sectores vulnerables y el ataque a sus derechos. Un ejemplo: la reunión que se hizo por la situación de los refugiados, un domingo, con varios grados bajo cero, fuera de la biblioteca, a la cual concurrieron muchísimos estudiantes para dialogar sobre este punto”.

Respecto de cómo fueron recibidos por la comunidad de Yale, Celeste, nos cuenta que “tanto los estudiantes como los profesores de Yale nos recibieron excelentemente. El programa estuvo perfectamente coordinado, de manera que teníamos la posibilidad de tener reuniones con profesores (que en mi caso vengo leyendo hace muchísimo tiempo, un sueño!), pudimos dialogar con ellos, asistir a sus clases, y siempre fueron muy amables para recibirnos. En cuanto a los estudiantes de Yale, muchos fueron excelentes anfitriones. Como estudiantes de intercambio, nos hemos quedado en casas de estudiantes de Yale y han sido muy cálidos. Muchos de ellos, conociendo mis preferencias en el derecho, me orientaron y explicaron qué clases podría tomar, a qué seminarios asistir, me mantuvieron al tanto de las actividades que se realizaban, etc.”

Celeste afirma que “esta experiencia es enriquecedora en muchos sentidos. Principalmente en dos. Es una oportunidad para expandir tus conocimientos académicamente, tanto por el nivel que manejan los estudiantes y graduados de derecho de YLS como por las reuniones, clases y seminarios que podés tener con profesores como Owen Fiss, Daniel Markovitz, Robert Post, Susan Rose Ackerman, y muchos más. El modo en que se maneja la institución es único. Las actividades curriculares, extracurriculares y la biblioteca enorme que tienen te invitan a querer permanecer todo el día en el predio. Por otra parte, en este programa formás vínculos que van más allá de lo académico. Tuvimos la posibilidad de viajar con estudiantes de Chile y Brasil con los cuales, además de compartir nuestras diferentes experiencias latinoamericanas, se ha generado una linda amistad. Del mismo modo, muchos de los estudiantes de YLS que realizaron el programa en años anteriores nos recibieron cálidamente y nos integraron a todas las actividades que surgían formando así vínculos que perduran en el tiempo”.

Teniendo en cuenta los estudios previos en la Universidad de Palermo, la alumna indica que “toda mi formación en UP -tanto mi carrera de grado como la maestría en derecho que estoy por finalizar- fue fundamental para desenvolverme en Yale Law School. El hecho de haber tenido cursos con textos de profesores de YLS fue elemental para luego poder conversar con ellos acerca de sus ideas. Más allá de eso, la dinámica de las clases de Palermo y la enseñanza de una destreza fundamental como lo es el pensamiento crítico, son herramientas que considero claves para poder participar de un intercambio como este”.

A los estudiantes de la UP Celeste les aconseja participar del Linkage Program, destacando que “se lo recomiendo a todo aquel que piense que lo pueda aprovechar. El hecho de haber concurrido a una de las universidades de Derecho más prestigiosas del mundo ha sido una oportunidad que agradezco infinitamente a la Universidad de Palermo, porque no sólo es un lugar que te invita a crecer profesional y académicamente, sino también un lugar que te sumerge en actividades que te envuelven, de una manera u otra, a crecer como persona”.



¿Querés saber más? Clickeá aquí