Intranet
Estudiantes
Internacionales
Inscripción online
Reserva de vacante
Solicitud de Información
Sobre carreras y programas
Noticias y Eventos   
 
   
 
Inscripción Online Pasos a seguir para la inscripción Formulario de Inscripción On Line Pasos a seguir para la inscripción Formulario de Inscripción On Line
NOTICIAS
Todas las noticias
EVENTOS
Todas las actividades
Eventos anteriores
 
 
 
Domingo 29 de junio de 2008
Diario Perfil


Daniel Markovits, experto en Desobediencia Civil
“El peronismo no está preparado para tomar en cuenta a los agrarios”


Es la segunda vez que el investigador estadounidense Daniel Markovits pisa la Argentina. Y las dos veces se encontró con un país convulsionado. Su primer viaje, allá por 2002, lo enfrentó con la crisis y los cinco presidentes. Esta vez, seis años después, lo recibió el conflicto entre el campo y el Gobierno. Markovits, profesor de Derecho de la Yale Law School y experto en el tema de desobediencia civil, analiza el enfrentamiento en una entrevista con PERFIL.

—¿Por qué ocurrió la pelea entre el campo y Gobierno?

—Las estructuras democráticas fueron desarrolladas para dirigirse a una serie de cuestiones, pero no a la cuestión que está ahora en agenda. El dueño de la plantación más grande de soja, Gustavo Grobocopatel, dijo que se sentía un outsider. Es muy extraño que una de las personas más ricas del país se sienta así, pero creo que se refiere a que no hay canales democráticos para que el Gobierno considere sus ideas. El peronismo no está preparado para tomar en cuenta a los productores agrarios.

—Pero ¿cuál es el límite?

—Esto no significa que los productores pueden hacer todo lo que quieren. Como tampoco pueden forzar al Gobierno a terminar con las retenciones. Tienen el derecho de hacer que el Gobierno considere el asunto en una forma democrática. Por eso es muy importante que Cristina Fernández de Kirchner haya mandado el proyecto al Congreso y que haya un debate.

—¿Considera que debería haber tomado antes esta decisión?

—Si lo hubiera hecho antes, quizá no habría existido la protesta. Pero aun cuando la protesta sea legítima, si va al Congreso y se aprueban las retenciones los productores tiene que dejar de protestar. Ellos son sólo un grupo interesado, y no tienen el derecho de imponerse al país como un todo. A veces se pierde en la democracia.

—¿El campo debería formar un nuevo partido político?

—Crear un partido político de la nada es muy complicado. Existe la alternativa de que un partido existente se vuelva más sensible a lo que los productores quieren y se adapte.

—¿Cómo analiza la alianza entre el campo y la clase media urbana?

—Una pregunta es cómo responden las democracias cuando los grupos tradicionales de interés se rompen y se reconstituyen otros nuevos. Son momentos en que acontecimientos por afuera de los partidos políticos arman nuevos grupos. Cuando eso sucede, los procesos ordinarios de la democracia no funcionan tan bien. Entonces hay protestas, la gente toma las calles y los gobiernos se caen. Todo hasta que las instituciones se adapten para tratar con los nuevos conflictos.

Por Gabriela Manuli
 

 

 
 
2009
UNIVERSIDAD DE PALERMO
 
  Centros de Informes e Inscripción: Av. Córdoba 3501, esq. Mario Bravo |
Av. Santa Fe esq. Larrea 1079. Ciudad de Buenos Aires - Argentina |
También en el shopping Alto Palermo |
Tel: (5411) 4964-4600 | informes@palermo.edu