Caso Pensiones

La Clínica inició una acción judicial para que la ANSES reconozca el derecho a pensión de una persona que había convivido en aparente matrimonio con otra persona de su mismo sexo durante más de 30 años. La ANSES nunca había reconocido este derecho a los integrantes de un concubinato homosexual, pese a que si lo reconocía a los integrantes de un concubinato heterosexual.

El planteo realizado por la Clínica se basó en que la negativa de la ANSES a reconocer el derecho a pensión de los integrantes de parejas homosexuales viola el derecho a la igualdad y a la no discriminación de los integrantes de una unión de hecho homosexual frente a los de una unión de hecho heterosexual, y viola además su derecho a la autonomía personal y su derecho a la seguridad social.

La jueza de primera instancia rechazó la demanda. La Cámara Federal de la Seguridad Social confirmó el rechazo de la demanda, por lo que se planteo un Recurso Extraordinario Federal ante la Suprema Corte de Justica de la Nación. Mientras la resolución del recurso se encontraba pendiente ante la Corte Suprema, la ANSES decidió revertir su posición en agosto de 2008 mediante una resolución administrativa, y reconoció el derecho a pensión de las parejas del mismo sexo. El cliente de la Clínica fue el primer integrante de una unión de hecho homosexual a quien la ANSES reconoció el derecho a pensión.

Actualmente sigue pendiente ante la Corte Suprema el reclamo por los haberes retroactivos del cliente, ya que la ANSES sólo reconoció el derecho a pensión a partir del dictado de la resolución del año 2008.