Patricia Bindi: Directora en HSBC Argentina, egresada UP

Patricia Bindi: Directora en HSBC Argentina, egresada UP

Egresó de la Licenciatura en Administración de Empresas en la Universidad de Palermo y con más de 30 años de experiencia en el sistema financiero, donde ocupó distintas posiciones, Patricia Bindi es hoy una de las dos mujeres que conforman el comité ejecutivo de HSBC. “Cuando hago el ejercicio de mirar en retrospectiva mi desarrollo, encuentro que tomé cada una de las oportunidades que se presentaron en mi camino” cuenta la directora de la Banca de Empresas de la entidad. Quizá sea por eso que, desde su rol ejecutivo, trabaja día a día para que otras mujeres se animen a tomar oportunidades y, sobre todo, impulsen su liderazgo: “Me enorgullece decir que en HSBC estamos trabajando muchísimo para lograr un ambiente de trabajo cada vez más diverso e inclusivo”. Por ese compromiso, el año pasado, Financial Times la distinguió en un ranking de mujeres ejecutivas que están a favor de la diversidad y el liderazgo femenino: “Me llenó de orgullo y me alentó a seguir con la misma pasión trabajando sobre el tema”, expresa sobre el reconocimiento recibido, que la posicionó, nada más ni nada menos, que en el puesto 28 entre las 100 mujeres de negocios de todo el mundo.

¿Cuáles son tus responsabilidades como directora de Banca Empresas de HSBC?

Como directora de la Banca Empresas de HSBC soy responsable del crecimiento de uno de los negocios más relevantes a nivel local, cuyo resultado nos ubica dentro de las diez principales bancas comerciales de HSBC en el mundo. El cliente es el epicentro de nuestra estrategia comercial. Con un equipo de 360 colaboradores, atendemos una cartera de 11.000 clientes, que incluye pequeñas, medianas y grandes empresas, tanto locales como subsidiarias de compañías internacionales. También tengo bajo mi responsabilidad los equipos de Productos: Préstamos, Comercio Exterior y Cash Management, lo que nos da más agilidad para plasmar la voz del cliente en nuestra propuesta de servicios. Esta posición tiene muchos desafíos, diferentes cada año, relacionados al desarrollo del negocio y a crecer adecuándonos a las necesidades de nuestros clientes.

¿Cómo ha sido el recorrido profesional hasta ocupar una posición dentro del comité ejecutivo en HSBC?

Trabajo hace más de 30 años en el sistema financiero local. Ingresé al ex Banco Roberts, hoy HSBC, en el año 1991, como empleada en una sucursal bancaria cubriendo distintas posiciones, desde cajera hasta gerente de la sucursal, rol al cual fui promovida en el año 1998, con los desafíos que ser joven y mujer suponía en esa época. En el año 2000, desembarqué en el negocio de Commercial Banking, como team leader de un equipo comercial, y continué mi desarrollo ocupando posiciones en áreas centrales, como Head de Cash Mananagement, Comercio Exterior, Leasing, Productos Crediticios y Head of Business Banking (segmento de empresas PYME), hasta tomar mi rol actual a mediados de 2015. Actualmente somos dos mujeres en el comité ejecutivo. Cuando hago el ejercicio de mirar en retrospectiva mi desarrollo, encuentro que tomé cada una de las oportunidades que se presentaron en mi camino, muchas veces saliendo de mi zona de confort. En ocasiones, no se cumplieron mis expectativas, y lejos de decepcionarme, renové mis fuerzas para continuar andando, con mucho compromiso y objetivos claros.

¿Qué aportó a tu formación académica y profesional la Universidad de Palermo?

Elegí la UP para mi formación universitaria por tratarse de una Universidad joven e innovadora, con planes de estudio diferentes y muy organizada, algo que necesitaba por mi actividad profesional. Creo que me aportó mucho a lo que ya tenía incorporado en el “learning by doing”. Pasé muy buenos momentos con un grupo de gente excepcional. Como anécdota, recuerdo mucho al equipo de la cátedra de Matemáticas, liderado por Patricia González y Adriana Latorre, quienes me tuvieron mucha paciencia con mis reiteradas consultas, pedidos, y a veces quejas, y me ayudaron mucho a volver a estudiar. Sin dudas, dos genias inolvidables para mí.

¿Cómo ves en la actualidad el liderazgo femenino y cómo se desarrolla dentro HSBC?

Creo que en este último tiempo ha habido un avance muy grande en materia de concientización, impulsado en gran medida por las empresas multinacionales, que están implementando a nivel global políticas de diversidad e inclusión que se embeben en todas las áreas de la organización. Me enorgullece decir que en HSBC estamos trabajando muchísimo para lograr un ambiente de trabajo cada vez más diverso e inclusivo, con el compromiso de todo el Senior Management. En 2017, de la mano de nuestro equipo de RRHH, implementamos en Argentina los grupos Multi, una estrategia de HSBC a nivel global, en la que los colaboradores se unen voluntariamente en pos de un objetivo común de D&I. En nuestro país se han conformado cuatro grupos: Orgullo (LGTB), Generaciones, Discapacidad y Balance (Desarrollo femenino). Yo soy sponsor ejecutivo de Balance, un grupo que hoy tiene 130 miembros que trabajan en iniciativas relacionadas a la equidad de género. Es un equipo muy diverso, compuesto por mujeres y hombres, de variadas edades y de distintas áreas de la organización.

¿Qué consejos compartís con otras mujeres que también aspiran a desarrollarse en posiciones de liderazgo?

Las mujeres que hoy ocupamos roles directivos estamos allanando el camino para las generaciones futuras. Estoy convencida de que con esfuerzo, constancia y tomando las responsabilidades que se les presenten, podrán llegar tan lejos como quieran. Creo que es clave tener claro cuál es el objetivo de crecimiento, y comprender que el camino del desarrollo no es vertical, que puede tomar múltiples formas y que muchas veces hay espacios de aprendizaje moviéndose a posiciones laterales. También me parece importante remarcar que el ritmo de la carrera lo decide uno. A veces será necesario hacer un stop & go para priorizar temas personales, y está muy bien que así sea. Hay que disfrutar el camino y volver con energía y entusiasmo en busca de nuevas oportunidades y desafíos.

¿Qué es lo primero que tiene que tener en cuenta una mujer cuando asume por primera vez un rol ejecutivo?

Asumir por primera vez un rol ejecutivo es un gran paso en la carrera profesional, que supone nuevos desafíos y mayores responsabilidades. Un consejo que le daría a las mujeres es que confíen plenamente en sus capacidades. Habrá situaciones en las que aparezcan temores y es importante hacer la lectura correcta de esos sentimientos. El miedo es instintivo, y me gusta verlo como una alarma del cuerpo, que nos recuerda que debemos instrumentarnos más y prepararnos para enfrentar los desafíos que tenemos por delante. Las mujeres solemos ser más autoexigentes y nos juzgarnos muy duramente a nosotras mismas. Hay que disfrutar el camino, celebrar los logros y crecer con los errores. Por otro lado, me parece importante que las mujeres que alcanzan puestos de decisión ayuden a otras en su desarrollo. El techo de cristal no se disuelve por completo implementando políticas inclusivas en las organizaciones. Hay barreras internas que retraen a las mujeres en ciertos momentos. Tenemos que apoyarlas para que se animen a tomar más riesgos, porque cuanta más diversidad tengamos en los directorios, mejores serán las decisiones que tomemos.

¿Qué significó ser distinguida por Financial Time como una mujer comprometida con la diversidad y el liderazgo femenino?

Fue un reconocimiento que me llenó de orgullo y me alentó a seguir con la misma pasión trabajando sobre el tema. Como directora de la Banca de Empresas, siento la responsabilidad de amplificar el trabajo que llevamos hecho internamente. Es por ello que este año hemos lanzado el programa “Mujeres al Mundo”, cuyo objetivo es conectar Mujeres de negocio con nuevos mercados y oportunidades, tanto a nivel local como internacional. El programa está enfocado a mujeres líderes de pequeñas y medianas empresas y también a emprendedoras. El eje central de la propuesta es la conectividad. A nivel local, estamos llevando a cabo una serie de encuentros de Networking y capacitaciones, en donde desarrollamos temas más técnicos. Aquellas que tienen interés de salir al mundo con sus productos o servicios, encontrarán en HSBC un socio estratégico.

¿Qué recomendación le podés dar a los jóvenes profesionales que inician sus carreras en el mercado laboral?

Mi recomendación para los jóvenes profesionales es que construyan relaciones de calidad en todos los ámbitos de su vida. El mundo está cambiando a pasos agigantados, las industrias tradicionales están viviendo un proceso de transformación fenomenal. La única certeza que tenemos del futuro es que el mundo seguirá estando habitado por personas, y al conocernos con otras, nos inspiramos y se nos ocurren mejores ideas para agregar valor. Hoy en el mercado laboral coexisten distintas generaciones de profesionales, es importante que los más jóvenes puedan constituirse como agentes de cambio incluyendo las distintas visiones y tomando lo mejor de cada una.

Ver otras notas >