Germán Antelo, graduado UP y coach profesional, preside la International Coach Federation en España

Egresado de la carrera de Administración de Empresas y Contabilidad UP, cuenta con más de una década de trabajo en coaching. Sobre la UP, valora el aporte de “conocimiento, pragmatismo y desarrollo” que recibió en su formación.
Germán Antelo, graduado UP y coach profesional, preside la International Coach Federation en España

Desde 2002 reside en Madrid, España. Fue luego de graduarse de la carrera de Administración de Empresas y Contabilidad en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Palermo, que Germán Antelo Solozábal decidió emprender su viaje al otro lado del océano para construir su carrera profesional ligada al mundo de las empresas, la enseñanza y el coaching. A lo largo de su vida, Germán adquirió vasta experiencia en muchos puestos laborales, así como conocimientos académicos que reunió en el transcurso de su continua formación. Todas esas habilidades, lo condujeron en el presente a desarrollarse como docente, formador de líderes y coaching profesional. Hoy, preside la entidad Internacional Coach Federation (ICF), una reconocida organización sin fines de lucro de España que se dedica al entrenamiento profesional y personal. “Llevo más de una década haciendo coaching. Cada día, en cada una de las jornadas, me maravillo por cómo transcurren las sesiones y cómo se abren las mentes de las personas”, cuenta.

¿Cómo es tu presente profesional y qué trabajo realizás dentro de Internacional Coach Federation?

Desde hace unos meses soy el presidente de ICF, aunque ya llevaba tres años con el rol de tesorero. Debo decir que ambos roles me gustan porque de tesorero tuve el reto de profesionalizar y automatizar algunos procesos. En el rol actual, interactúas con muchas personas de diferentes entornos, y a su vez tienes que tener una visión global, a la hora de trazar estrategias y tomar decisiones. Tengo un gran equipo en la junta directiva que me acompaña. También doy clases online en una Universidad de España sobre liderazgo, coaching y educación financiera. Además, tengo sesiones de coaching.

¿Cómo influencia el coaching en la vida de las personas y por qué es importante?

El coaching tiene un impacto espectacular en el aspecto personal y profesional. A mí me cambió la vida completamente porque te hace ver las cosas desde diferentes perspectivas, a conectarte con lo que eres y con lo que tienes para aportar. El coaching te ayuda a ordenar ideas, a valorar lo que tienes como ser humano, a definir en quién quieres convertirte, a dónde quieres llegar, qué legado vas a dejar, y qué estrategia vas a elaborar para alcanzar tu plenitud. El coach tiene la labor de acompañar a la persona a que descubra todo esto para sentirse pleno y útil. Cuando una persona se siente así, puede ayudar a los demás a crecer y que sientan ganas de vivir. Es casi imposible ayudar a los demás, cuando te encuentras peleado contigo mismo.

¿Con qué tipo de actores trabajas cuando desarrollás tu labor de coaching?

Interactúo con integrantes de diferentes sectores, desde altos directivos de empresas, managers, jefes, alumnos de escuelas de negocios y universidades a colegas de profesión, abogados, contables, asesores fiscales e inversores.

¿Qué se tiene que tener en cuenta para ser un buen líder?

Ser líder es difícil. Por eso, en las empresas e instituciones cuando hay algunos líderes tratan de retenerlos. A día de hoy, en los altos niveles de la sociedad, se ve claramente una crisis de liderazgo. Un líder para inspirar, crear confianza, conectar con las personas y ayudarlos a desarrollarse, debe ser auténtico. Un gran líder se caracteriza por tener seguridad en sí mismo, humildad para aprender de los demás y sus propios errores, visión de lo que quiere y hacia dónde ir, conexión emocional con las personas, flexibilidad y capacidad de adaptación, comprometido, coherente con sus actos, hacerse cargo de las decisiones, fomentar la cultura del error para que todos aprendan y mejoren, motivar a la gente, creer en ellos y quererlos, aportar paciencia y tolerancia. Sobre todas las cosas, tiene que entender que el líder está al servicio de los demás y no al revés. Y para lograr esto, es imprescindible que el líder se conozca muy bien así mismo. Sintetizando, un buen líder debe liderarse así mismo, aportar visión, inspirar a los demás con sus actos, y estar al servicio de la gente que le rodea.

¿Cómo recordás tus años de formación en la UP?

La experiencia fue espectacular. Tengo un gran recuerdo como estudiante de la UP potenció mis ganas de estudiar y aprender. La UP me aportó conocimiento, pragmatismo y desarrollo. Pasé allí años maravillosos. Me he llevado de la UP un concepto que apliqué para toda la vida: no hay edad para estudiar una carrera. Además, recibí un excelente trato y dedicación por parte de los profesores. Esa calidad humana y profesional de los docentes me marcó para siempre.

¿Qué balance podés hacer de tus experiencias en tu recorrido profesional?

He tenido muchos trabajos. Siempre ligado al mundo de la empresa y al emprendimiento. Me gusta mucho el mundo empresarial, y todo lo que se aprende de las personas que te rodean, y en especial de uno mismo. Cuando vas creciendo y mentalmente madurando, te das cuenta que cuando eres joven no valoras lo que tienes porque estás pensando en el trabajo o profesión que deseas alcanzar. Eso es un error porque pasas por alto muchos detalles importantes. El hecho de haber pasado por varios trabajos de diferentes tipos y en distintos sectores me ha permitido tener bastante experiencia, y poseer un perfil profesional bastante versátil que, para mi profesión de coach y formador en liderazgo, me aporta mucho. De cada trabajo, por más temporal que sea, se puede aprender mucho, todo depende de la apertura y flexibilidad mental que tengas.

¿Qué recomendación te gustaría brindar a los alumnos de la UP?

Que disfruten de los profesores. Se trata de personas que son fuente de sabiduría y que pueden ayudarles mucho. Extraigan todos sus conocimientos haciendo preguntas interesantes e incómodas, conecten con ellos y verán cuantos beneficios de conocimientos de la vida obtendrán. También, que no tengan miedo a equivocarse y fallar, que experimenten, que no corran, ni quieran saltarse etapas y siempre mantener una actitud de aprendizaje constante. Si quieren algo, que no deben queden quietos porque para hacer cambios o emprender algo nuevo, no hay esperar a las condiciones ideales o perfectas. Es necesario experimentar y aprender de los errores así como abrir puertas. Lo importante es ser honesto y sincero consigo mismo, ser auténtico y aportar valor a los demás, porque si haces eso, seguramente dejarás un legado y perdurarás para siempre en todos aquellos que te han conocido.

Ver otras notas >