Ramiro Cristófaro, el egresado de Turismo UP que recorrió 113 países y sueña con dar la vuelta al mundo

“La verdad disfruté mucho estudiar Turismo, era como mi hobby”, sostiene desde España el graduado UP.
Ramiro Cristófaro, el egresado de Turismo UP que recorrió 113 países y sueña con dar la vuelta al mundo

A los 27 años, Ramiro Cristófaro, quien estudió la carrera de Turismo en la Universidad de Palermo tras recibirse de Lic. en Administración de Empresas, ya recorrió gran parte del mundo y va por más. Hoy, desde el  oeste de España, en Cáceres, entre Lisboa y Madrid, donde se encuentra desde que comenzó la pandemia del Coronavirus, recuerda el mapamundi que ocupa una pared de su casa en Vicente López: tiene 113 colores, una técnica que emplea a modo de referencia para tener siempre presente los destinos que conoció. Cada nuevo país es una historia que cuenta a través de su blog RamaPorElMundo.com y una experiencia vivida que le ofrece un gran crecimiento y aprendizaje: “De los viajes aprendí a ver cómo se vive en otros lados, me abrió la cabeza completamente”, sostiene sobre esas increíbles experiencias, mientras que sobre su paso por la UP destaca: “Tengo muy buena relación con varios profesores, tal vez porque mi fanatismo me llevaba siempre a preguntar cosas después de clase. Los profesores eran muy abiertos, por eso lo disfruté¨.

¿Cómo empezaste con la idea de recorrer el mundo y cómo lo fuiste logrando? 

Empecé de chico con mi familia, con quienes viajamos bastante. Con ellos tuve la posibilidad de ir a Europa y a México. En el primer año de facultad hice un Work and Travel a Estados Unidos, trabajé en un hotel como mozo y piletero, en esa oportunidad fui a Bahamas y algunas islas del Caribe. En la mitad de la carrera me tomé un semestre para ir a Nueva Zelanda. Ahí fue la primera vez que visité el Sudeste Asiático, lo recorrí casi completo.  Ni bien me recibí me fui a trabajar a Australia, donde estuve un año y medio dando vueltas, hicimos las islas de Oceanía, otra parte de Asia: China, Japón, Taiwán, Sri Lanka, Medio Oriente, un poco de África. Después de eso trabajé para una empresa de turismo en Argentina Y con ellos hice una campaña de marketing que era desde Cataratas del Iguazú hasta Cataratas del Niágara mostrando todos los países. Ahí recorrí todo América, menos Venezuela. Ahora estamos con mi novia instalados en España, tratando de terminar Europa. Con la pandemia cambian todos los planes, pero la idea era movernos desde acá, y hacer África, Europa y Asia Central. Voy en total 113 países.

¿Dónde trabajás actualmente y cómo te organizás para poder viajar?

Mi trabajo es reclutar guías de turismo en la empresa ToursByLocal, con sede en Buenos Aires
. Es bastante flexible, porque es canadiense, entonces me dejan trabajar remoto, ya sea desde España o desde Rusia, donde esté. Me da mucha flexibilidad, porque es un empleo estable como si fuera freelancer pero con un sueldo fijo. 

¿Qué es lo que más te gusta de tus viajes? 

Lo que más te gusta es ver la otra cara de los países, enfocar un país en base a una temática.
Por ejemplo, si vas a Belfast o Irlanda del Norte recomiendo hacer un tour político, conocer la historia, meterte de lleno. Fui a Vanuatu que es un país de Oceanía y traté de centrarme en el volcán, en cómo afecta al turismo. Me gusta más enfocarme en esos países que son menos conocidos, de los que hay menos información, en los que cuesta saber dónde cruzar la frontera, dónde conseguir la visa, dónde alojarte, etc.  A veces vas a lugares tan remotos que cuando te perdiste de algo, sabés que no vas a volver. Entonces hoy en día lo que hago es investigar muchísimo, no significa que voy a hacer todas las actividades, pero después lo decido en el lugar. Y Trato de plasmar todo en mi blog ramaporelmundo.com y en mi Instagram @ramacristofaro, en donde escribo artículos prácticos del estilo “cómo moverte por Senegal”, y formas diferentes de abordar los destinos. 

¿Qué aprendiste de tus travesías y cuál fue el destino que más te gustó?

De los viajes aprendí a ver cómo se vive en otros lados, me abrió la cabeza completamente.
 Hace seis años yo no probaba nada, hoy como absolutamente todo, lo más loco y desagradable. Hice un ritual de la serpiente en Taiwán en el que te dan shots con sangre y cuando terminás tomás la sopa de serpiente, todo muy desagradable. Bichitos comí los que te imagines, también cocodrilo en el Amazonas, un poco de todo. En ese sentido me abrió mucho la cabeza. Muchas veces hago en otro país algo que no me gusta o que normalmente no haría, sólo para ver cómo viven ellos. Si me voy a limitar a cómo vivo yo, no aprendo nada. Lo más interesante, lo que más me gusta, es dejarme llevar por la cultura local. Me encantó Filipinas, sin dudas, en cuanto a destino de playa, snorkel y buceo. Vanuatu es uno de los que más me gustó de los que están fuera del circuito habitual. India me gustó mucho. En Australia tuve la posibilidad de estar como un año, tiene lugares que son increíbles. Después, todo lo que es la barrera coral de Belice, en América, es tremendo. Esos son mis preferidos.

¿Cómo fue tu experiencia estudiando Turismo en la Universidad de Palermo? 

Le metí muchas ganas a la carrera.
Después del Work and Travel que hice en el primer año de Administración. Me empezó a gustar mucho el Turismo y la carga horaria que tenía me dejaba tiempo para hacer una segunda carrera. Ahí empecé a cursarla en la UP en el turno tarde. La verdad disfruté mucho estudiar Turismo, era como mi hobby. Lo que sí cambió un poco fue mi rutina, estaba todo el día afuera de casa. Elegí la UP porque me gustó el plan de estudios, tenía muchísimas materias de Turismo neto, porque otras me las convalidaron de Administración. Además tengo muy buena relación con varios de los profesores, tal vez porque mi fanatismo me llevaba siempre a preguntar cosas después de clase, me divertía. Había espacio para preguntar, quedarte después de hora, eran muy abiertos los profesores, por eso lo disfruté. 

¿Qué recomendación compartís con aquellos estudiantes que también quisieran viajar?

Que no se limiten a los países que conocemos todos porque no quiere decir que sean mejores que otros. Tal vez tienen más marketing o será un poco más fácil llegar, pero hay otros países de los que no sabemos nada y son increíbles. Creo que es un buen momento para buscar rutas menos exploradas, empezar a descubrir lugares que te van a sorprender porque tenés menos información. Yo siempre trato de ir a lo más inexplorado, es lo más entretenido y lo que más sensación te va a causar. Hay que dejarse sorprender por aquello que no esperabas, no conocías, o nunca escuchaste hablar, eso es lo mejor. 

¿Qué planes tenés a futuro? 

Me gustaría poder comunicar más, ya sea por blog, o algo audiovisual, relacionado al periodismo o en seminarios. Siempre orientado al turismo, quisiera compartir mis experiencias de alguna forma relacionada a la comunicación. También hacer viajes grupales.

Ver otras notas >