Desde Silicon Valley, Luis Schilling, quien estudió Diseño Industrial UP, cofundó de WeInstall.IT’

Desde Silicon Valley, cuna de la innovación tecnológica y el emprendimiento Luis Schilling impulsa su empresa: WeInstall.IT. Se trata de una compañía que se dedica a la instalación de audio y video en el espacio corporativo. A los emprendedores, les recomienda mucho trabajo, concentrarse en ser buenos líderes, formar un buen equipo y, ante todo, humildad: “Persigan sus sueños”.

¿Qué es lo que más valorás y lo más difícil de fundar tu propia compañía?

Siempre valoré mucho a mi equipo, con el que me sentí muy acompañado. Cuando uno es CEO tiende a sentirse solo. Una gran problemática de las empresas es que los líderes no tienen con quien hablar, ya que manejan información sensible. Uno va armando una red de contención a nivel personal y profesional, va buscando aliados.

¿Qué herramientas que incorporaste en la UP te sirvieron para tu camino posterior?

Estoy muy agradecido de todo el conocimiento que adquirí en mi paso por la UP. Sobre todo algo que hoy está muy de moda: el design thinking, el proceso de diseño. Se trata de lo que nos enseñaban nuestros profesores en cuanto a cuestionar, buscar. Consiste, en primer lugar, en identificar y hacer foco en el problema. Ver cuáles son las opciones, investigarlas, y tratar de ir seleccionando el mejor camino. Ese proceso sirve para todo en la vida. En Silicon Valley cursé en Babson y Stanford donde también abordaron el design thinking. Para mi sorpresa, estaba aplicando a administración de empresas lo mismo que me habían enseñado en la UP para diseño de productos: cómo identificar y resolver problemas creativamente.Eso, llevado a cualquier ámbito de los negocios, es una herramienta espectacular. Y se lo agradezco a la UP.

"Estoy muy agradecido de todo el conocimiento que adquirí en mi paso por la UP, donde aprendí sobre design thinking, cómo identificar y resolver problemas creativamente, lo que sirve para todo en la vida".

¿En qué momento de tu carrera aplicaste esa metodología de resolución de problemas?

Un momento clave fue cuando, luego de seis meses de haber fundado Palermitano, empresa de servicios de tecnología de audio y video; tuvimos un viaje a Chile. Ahí identificamos la importancia de tener muebles que acompañen a la tecnología,
para una instalación más prolija, fácil de mantener, y sobre todo más rápida. Nos pareció inviable que las empresas importen por grandes sumas ante la falta de una solución local. Entonces nos pusimos a pensar cómo producir ese producto nacionalmente y comenzamos un proyecto de mobiliario para la Tecnología AV.Tomamos la iniciativa de contratar a un equipo de Diseño, liderado por un egresado de la UP, Pablo de Ancizar, y la docente Lara Vallone. Con esos excelentes diseñadores desarrollamos un prototipo del mueble que resolvía todas las necesidades. Fue un gran aprendizaje, tuvimos que bajar el diseño a tierra, hacerlo concreto. Así nos iniciamos en el rubro del diseño de muebles de oficina, y logramos que la inversión no haya sido en vano. Fue una muy buena experiencia. Más tarde, ese mismo mueble fue la carta que nos abrió las puertas a Estados Unidos.

¿Cómo surgió la posibilidad de emigrar a Estados Unidos?

Me fui a Estados Unidos para realizar un Work and Travel. Al regresar, decidí dedicarme full time a la facultad, ya que tenía los recursos y el tiempo. Hasta que unos meses después, me llamó mi ex jefe con la idea de armar una empresa juntos. Él ya tenía conformada toda la estructura legal, pero necesitaba a alguien que la dirija y me ofreció la oportunidad de ser socio. Nosotros brindábamos servicios de computación a una compañía tech muy importante, nuestro cliente número uno, que necesitaba soporte desde el lado del audio y video. Era ni más ni menos que Google, que nos ofrecieron trabajo en California. En ese entonces yo solo tenía 24 años, y sentía que estaba dando un paso más. No lo dudé.

¿Cómo fue la experiencia de irte a trabajar al exterior?

Cuando me mudé a Estados Unidos y les ofrecí una solución para toda la región de Latinoamérica me abrieron un montón de puertas. Fue clave para nuestro crecimiento instalarnos en este país, nos potenció muchísimo. Llegamos a operar en 6 países. Teníamos equipos en Argentina y Estados Unidos; y nos expandimos a México, Colombia y Perú. Ninguna empresa de Integración AV había atacado a la región como un todo, hasta que llegamos nosotros, fuimos los primeros. Después empezaron a abrir nuestros competidores en varios países más.

¿Qué oportunidades ofrece Estados Unidos para desarrollarse?

Es un país que te hace empezar desde abajo. El sueño de las cosas fáciles es una ilusión.Por el contrario, es muy difícil debido al nivel de competitividad y profesionalismo. Competimos con empresas de más de dos mil empleados. Hoy ya me siento mucho más confiado.
"Instalarnos en Estados Unidos fue clave para nuestro crecimiento, nos potenció muchísimo. Es un país que te hace empezar desde abajo, con un gran nivel de competitividad y profesionalismo".

¿Cómo es la vida en el polo tecnológico Silicon Valley?

Silicon Valley tiene grandes desafíos a nivel social, pero también muchas oportunidades a nivel laboral. Yo tengo el foco en lo que quiero, estoy construyendo mi carrera profesional y este lugar es donde quiero armar mi vida y mi empresa. Es el lugar, una vez que estás acá sólo queda despegar, hay mucho sobre la mesa.

¿Qué le recomendarías a quienes son emprendedores?

Mucho trabajo, enfocarse, mirar hacia el frente y tirar para adelante. Concentrarse en ser buenos líderes, formar un buen equipo y ante todo, tener mucha humildad. Vayan y persigan sus sueños. Si tienen una idea, apliquen design thinking: qué quiero hacer, cómo lo quiero hacer, y principalmente qué problemática estoy resolviendo. Si una persona resuelve un problema que llega a mucha gente, ese negocio tiene muchas chances de prosperar. Creo que la principal ayuda, para cualquier emprendedor, es tener pasión por lo que uno hace.
"A los emprendedores les aconsejo que se concentren en ser buenos líderes, formar un buen equipo, y tener mucha humildad. Vayan y persigan sus sueños".

¿Qué consejo compartís con estudiantes que aspiran a trabajar en el mundo tecnológico?

En primer lugar que terminen sus estudios. Involúcrense con la tecnología, traten de tener una visión general de todo antes de elegir un camino específico a seguir. La tecnología ofrece muchas ramas distintas. Investiguen qué es lo que verdaderamente les apasiona. La mayor ayuda que uno puede tener es que te guste lo que estás haciendo.