Lorenzo Giustino, el tenista italiano que clasificó para Roland Garros, estudia Management en Economía y Finanzas online en UP

“No es nada sencillo combinar el deporte con el estudio y el convenio ATP-UP me dio confianza para lograrlo”, afirma el tenista que ocupa el puesto 157 entre los mejores del mundo.
Lorenzo Giustino, el tenista italiano que clasificó para Roland Garros, estudia Management en Economía y Finanzas online en UP

Lorenzo es oriundo de Italia y descubrió su talento para jugar al tenis desde muy chico. Hoy se encuentra entre los mejores tenistas del mundo. Sin duda, a sus 29 años, ha alcanzado varios logros: su mejor marca el año pasado con el puesto 127 de la ATP, la clasificación al cuadro principal en el Open de Australia y su actuación reciente en el reconocido torneo Roland Garros en Francia, uno de los más importantes para el tenis mundial. Junto a sus hazañas deportivas, también destaca sus estudios en la Licenciatura en Management: Economía y Finanzas en la Universidad de Palermo, carrera que estudia en modalidad online a través de la alianza ATP-UP: “Aprender un poquito cada día te lleva a lograr grandes cosas”.

¿Cómo viviste tu clasificación en Roland Garros?

La verdad es que me ha ido muy bien. Ante la situación de pandemia nunca dejé de entrenar, incluso cuando estaba en casa lo hacía en el garaje y corría hacia adelante y atrás. Entrenaba con cualquier cosa: subía escaleras, levantaba garrafas de agua, con tal de seguir ejercitándome. Ha sido difícil, pero finalmente hemos tenido buenos resultados.

¿Cuáles fueron los mayores logros y desafíos en tus 13 años de carrera deportiva?

Mi mejor ranking el año pasado, fue como 127 entre los mejores del mundo; la segunda ronda de Roland Garros; y la clasificación en Australia. Le he ganado a tenistas que están entre los primeros cien, hasta a quienes están entre los primeros diez del mundo. Pero el desafío más grande ha sido a nivel económico: el tenis necesita mucho dinero, ha sido muy difícil arrancar y llegar a una posición donde pudiera generar ingresos por mi cuenta. Otro gran obstáculo fueron las lesiones. Como sucedió el año pasado, cuando me encontraba en mi mejor momento y tuve una caída muy fea en pista donde me fracturé el codo. Han sido momentos muy duros pero al final he conseguido tener fortaleza y salir adelante, volver a ganar.

¿Por qué decidiste estudiar Economía y Finanzas?

Vengo de una familia donde todos han tenido formación: mi padre es ingeniero, mi hermano es un doctor cardiólogo reconocido y mi madre es economista. He intentado previamente estudiar business, pero no conseguí seguir porque los exámenes eran presenciales, y viajando tanto no pude. Sin embargo, toda la cuarentena me la pasé estudiando libros de macroeconomía, microeconomía, administración, finanzas, hice cursos de todo tipo… Es una ciencia social que me da curiosidad por descubrir y siempre me ha gustado mucho. Simplemente estudio porque quiero tener nociones, quiero aprender, y también es algo pragmático que puedo utilizar en el futuro.

¿Cómo te resulta la experiencia de cursar a distancia en la UP?

Estaba en la búsqueda para anotarme en alguna universidad cuando me llegó la oportunidad de ATP, que me ofreció la beca con la Universidad de Palermo, y no lo pensé dos veces. El hecho de que esté en castellano me ayuda muchísimo, siendo mi lengua natal. Yo me mudé a España a los 7 años, llevo viviendo 22 años e hice todo el colegio allí. Además me dio la oportunidad de hacer la carrera totalmente a distancia, junto con el soporte de los tutores. Realmente estoy haciendo un esfuerzo en estudiar, no es nada sencillo combinar las dos cosas a la vez; y la UP me generó mucha confianza.

¿Cómo complementás tu rutina de entrenamiento con el estudio?

Si bien el deporte es mi prioridad, lo he cambiado un poco para poder adaptarme al estudio. Antes me ocupaba todo el día pero ahora, por la tarde, me dedico al estudio. El programa de la Universidad de Palermo está muy bien hecho, me gusta que me abran los bloques por semana. Cuando acabo las horas de estudio puedo vivir mi vida sin tener una presión constante, se compagina bastante bien. Incluso en los torneos también suelo tener algunos momentos libres para estudiar. Cuando viajo, lo hago a través de la tablet, en los aviones, donde sea, intento leer un poquito y aprender algo. Tenemos mucho tiempo al día que no aprovechamos y aprender un poquito cada día te lleva a lograr grandes cosas.

¿Cómo ayudan los convenios como el de ATP-UP para que deportistas puedan estudiar?

El convenio ATP- UP ha hecho algo maravilloso, porque cuando te dedicás al tenis o a cualquier deporte, es algo puramente físico y en realidad existen muchos ratos libres donde realmente se puede aprovechar a estudiar, hacer algo constructivo y aprender. Creo que es muy importante tener nociones y abrir la mente, cada uno a su ritmo, porque claramente hay periodos súper estresantes y otros más relajados en la vida de un deportista.

¿Qué recomendaciones compartirías con quienes deseen estudiar online?

Recomiendo, en base al error mío, empezar lo antes posible. Si te lo asumes como un poquito a la vez, sin ningún tipo de presión (ya tenemos bastantes con el desempeño en el deporte, que genera mucha ansiedad), vas a acabar la carrera. Si tienes la posibilidad de hacerlo, es importante, porque el conocimiento abre la mente. A veces tenemos prisas y queremos obtener todo enseguida, pero un granito de arena al día consigue algo muy grande, poco a poco. A mi tiempo, me gustaría acabar la carrera y sentir que he completado ese logro.

¿Por qué decidiste ser tenista profesional y qué es lo que más te gusta de serlo?

Cuando era pequeñito mi madre me hizo hacer muchos deportes, entre ellos el tenis. Fue algo que simplemente se me dio natural. Me apuntó a algunos torneos y la gente comenzó a notar que ganaba mucho, que podía jugar muy bien. Entonces demostré que tenía un talento para este deporte y he seguido jugando al tenis hasta el día de hoy. Siempre digo que cuando alguien ama lo que hace no es un trabajo, es como un juego. El tenis para mí es así, es un trabajo pero también es mi pasión y se ha convertido en un juego. Además, por sobre todo, aprecio los valores y virtudes que me ha mejorado como persona.

¿Qué metas te gustaría lograr a futuro?

Hacia adelante quisiera conseguir romper la barrera de los top 100. Y aprobar los exámenes, que es una meta muy importante para mí, de la que estaría igualmente orgulloso.