Facultad de Diseño y Comunicación
Invitados de Honor
  1. Diseño y Comunicación >
  2. Sitios DC >
  3. Comité del Diseño Latino - Embajadores del Diseño Latino

Embajador Santiago Pol

Estas reflexiones fueron vertidas en el marco del Plenario Fundacional del Comité de Embajadores del Diseño Latino, en Buenos Aires, julio de 2015.

Aspectos que ameritan atención en el diseño gráfico de Latinoamérica de hoy
A mi juicio uno de los aspectos que cuidar del diseño gráfico en Latinoamérica es el tipográfico, nos falta audacia en este sentido. Hay excepciones individuales de buena tipografía pero en general se nota descuido en el manejo del arte tipográfico o poca relación plástica entre la imagen y el texto. Actualmente con los maravillosos recursos que han aportado las nuevas tecnologías es imperdonable que no se aprovechen para lograr una relación armónica entre la imagen el color y el texto.

Así mismo se nota que se utiliza lo digital de manera facilista y poco original, haciendo  en muchas ocasiones del diseño gráfico un oficio de operadores técnicos en vez de creadores audaces.

He visto con tristeza hacer diseño sin clientes es decir: diseño para diseñadores en vez de un diseño dirigido a la sociedad. E igualmente no comparto la figura extrovertida de diseñadores mediocres que montan Shows teatrales con grafismos tímidos, para audiencias cautivas como lo son generalmente todos los estudiantes de diseño de Latinoamérica. 

Durante mucho tiempo el diseño gráfico latinoamericano no se destacaba en los eventos importantes del mundo, pero ahora este panorama es diferente, las Bienales del Cartel de México (en estos días cumple 25 años) y la de Bolivia han sido eventos muy importantes para que se reconozcan los méritos de los creadores visuales de este subcontinente.

 

La enseñanza del diseño a nivel universitario
Mi experiencia como decano fundador del Diseño Integral de la Universidad Experimental del Yaracuy en Venezuela, me demostró que en nuestro país es más viable una formación integral del diseño en vez de  una súper especialización que no se corresponden a la realidad social, económica y política de nuestra sociedad.

Incluiría como materias obligatorias aquellas que formen a los futuros creadores gráficos en las relaciones CLIENTE-DISEÑADOR. Que ayuden a elevar el nivel de aprecio por el diseño y que conviertan a los futuros diseñadores en docentes de sus clientes. Digo esto pues siento bajo nivele de aprecio por parte de nuestras sociedades (llamémoslos CLIENTES) por la audacia creativa de nuestros diseñadores gráficos. Desde luego existen excepciones.

Igualmente darle a la tipografía mayor importancia en los programas universitarios de diseño y que esta sea materia obligatoria en todos los años de formación académica de los estudiantes.

A mi manera de ver, trataría de enseñar la tipografía de tipos móviles, el linotipo, y toda la sabiduría de la tipografía tradicional en contrapunto con la enseñanza digital de la letra.  Incluiría a la caligrafía y la escritura básica oriental como parte del pensum académico en diseño.

Analizaría la obra gráfica del diseño de todas las culturas del mundo sin prejuicios
Incluir los procesos creativos en todos los programas de enseñanza universitaria en diseño. Entendiendo como proceso creativo a una materia flexible y dialéctica que se adapte a las variables técnicas con el objetivo concreto de RESOLVER PROBLEMAS CONCRETOS.

Materias como el color tienen que ser tratadas por conocedores sensibles y experimentados que entiendan que cada alumno tiene sus propias armonías cromáticas y que no se debe castrar la sensibilidad cromática de los estudiantes. Es decir tratar el tema como un juego estimulante que parta de la base fundamental de que el color no es absoluto sino RELATIVO.

Considero que la poesía como síntesis escrita es indispensable en la formación del diseñador contemporáneo como materia complementaria que estimule la creatividad de todos los estudiantes de diseño.

Dentro de las materias intangibles incluiría el olor  y el sabor como técnicas del diseño. Incluiría una materia para resolver problemas gráficos con trucos o trampas, enseñaría a “calcar” antes de enseñar computación, las pegas, los  cintas adhesivas, las tintas y pinturas, el collage, enseñaría a cortar con cuchilla. A tomar fotografías, dibujar, dibujar y dibujar. Enseñaría a ver los diseños al revés, a encuadrar proporcionadamente. A mi modo de ver esto es básico pero indispensable.

Incluiría una materia de investigación que le permita a los educandos compenetrarse en profundidad y desde múltiples aristas en el tema a diseñar, es decir estimular una información específica y concreta hasta agotar su tema. Trataría de exprimirle su contenido con fuerza como quién exprime una naranja.

Enseñaría también el lenguaje no verbal del cuerpo humano

 

Visión y perspectiva desde Venezuela del diseño  gráfico
Todos sabemos por propia experiencia que el diseño no tiene fronteras, que no necesita visa para entrar profundo en los pueblos del mundo. Las redes sociales han facilitado la trasmisión de información gráfica, escrita y audiovisual de manera gratuita  y que además viaja a una velocidad vertiginosa, esto  ha permitido confrontarnos al mismo nivel con los grandes centros del poder gráfico del mundo, pero también ha multiplicado la competitividad creativa, lo cual es un reto que los grafistas latinoamericanos tenemos que afrontar sin complejos y con responsabilidad social.

Creo en un diseño que contribuya a una mejor calidad de vida y  que además que para lograr la calidad total de un producto o servicio es indispensable que el diseño tenga una participación protagónica.

Entiendo al diseño latinoamericano de hoy no como una manera de “ilustrar” sino más bien como una actitud crítica y analítica que ayude a fomentar PENSAMIENTO, pues partimos de la base de que todos los seres humanos somos inteligentes por naturaleza y como tales merecemos respeto.

Actualmente en Venezuela sufrimos una hiperinflación económica que evidentemente obligará a los diseñadores venezolanos a replantearse el diseño sobre la base de grandes limitaciones físicas y materiales, pues los costos de producción industrial de diseño hacen imposible el valernos de las artes gráficas tradicionales para expresarnos.

En nuestro país existen generaciones de diseñadores que serán el relevo que afrontaran con coraje esta  dura realidad del momento venezolano.

Santiago Pol
Miembro de AGI/Premio Nacional de
Artes Plásticas de Venezuela.

 

 

 

VERSITIOSDCTop 1 en Diseño | Palermo es la mejor Universidad Privada Agentina en Diseño