Networking: ¿Cómo ampliar tu red de contactos profesionales?

Networking: ¿Cómo ampliar tu red de contactos profesionales?

Descubrí las 4 claves para potenciar tu círculo social a través de las plataformas sociales y encontrar nuevas oportunidades. Ampliar y mejorar la red de contactos es indispensable para desarrollar la carrera profesional y consolidar negocios. El networking implica construir un círculo social: o sea, vincularse con personas con las que se pueda emprender negocios o conseguir oportunidades de trabajo.

Lograr el éxito profesional depende en gran parte de poseer un círculo de contactos de calidad; y si los contactos son buenos, se puede definir con más facilidad quién se es (profesionalmente hablando, claro).

Hoy, sabemos que uno de los medios que tenemos al alcance para construir nuestro networking son, sin dudas, las redes sociales. Gracias a la tecnología, vivimos a través de la red; y es ahí donde está la posibilidad de networking ¡Con una computadora, el mundo es nuestro!

La vocación de difundirse y trascender a través de un emprendimiento por medio de las redes sociales, puede alcanzar niveles insospechados en las diferentes plataformas que ofrece la web si se encuentra el camino para llegar a los contactos correctos. Ya sea para encontrar los aliados estratégicos necesarios en nuestra profesión o descubrir un futuro empleo, hay requisitos que cumplir para lograr un buen networking, y para ello, compartimos los puntos claves a tener en cuenta para potenciarlo a través de las redes sociales.

4 consejos para potenciar el networking y ampliar tu red de contactos

  • Mejorar tu marca personal: Habrá que construir un perfil bien definido en redes sociales profesionales como LinkedIn e intervenir activamente en ellas: actualizar contactos, participar en foros de debate, compartir investigaciones, noticias, publicaciones.
  • Acudir a eventos relacionados: Si se van a compartir encuentros virtuales, cursos o talleres es importante actuar proactivamente. Y por favor… No postergar u olvidar jamás que hay que potenciar los buenos contactos conseguidos. Contestar a quienes nos escriben es una medida de buen gusto y de utilidad. Además, permite avanzar hacia el próximo encuentro.
  • Insistir en el diálogo social: El concepto de diálogo social es dinámico, en evolución permanente; surge en el seno de las relaciones laborales y se convierte en un instrumento de equilibrio entre partes. En un diálogo lo más importante es saber escuchar: no tiene perdón pensar en la propia respuesta mientras otra persona habla; los contenidos deben haber sido decididos y ordenados antes de la reunión (no obstante, recordar que la flexibilidad para adaptarlos es un valioso instrumento). Lo que vale en el uno a uno, vale en las redes. El diálogo social se enriquece si se comparten las experiencias personales con interlocutores que quizá no conocíamos hasta ahora pero que pueden ayudar a mejorar nuestros emprendimientos.
  • Saber cómo presentarse. Acabamos de llegar al requisito más importante, que es bastante complicado porque presentarse acertadamente en tres líneas exige mucho esfuerzo. No hay una segunda oportunidad de dar una primera buena impresión. En las redes, para el networking, hay que presentarse. Y esto se hace en el extracto, tanto de LinkedIn como de Instagram.

Trabajar en el networking

“Dime con quién andas y te diré quién eres”. Esta frase, tomada de la segunda parte del Quijote, aplica directamente a “Dime en cuanto ampliaste tu networking y te diré cuánto potenciaste tu desarrollo profesional”.

Importa con quién cada uno anda, en la vida o en las redes. Hacer amigos nuevos, conocer profesionales exitosos, lograr contactos significativos, agrandar el mundo conocido, no sucede ni habitual ni frecuentemente porque no es fácil; exige tiempo, trabajo e inteligencia. Las oficinas de las grandes empresas, las aulas universitarias están hoy demasiado aliviadas de habitantes; en este contexto donde hoy prima la comunicación online. Pero más allá de sus formas (presencial u online), a la comunicación, hay que seguirla de cerca y el networking es un instrumento fundamental pero, como todo instrumento, solo resulta eficaz y valioso si se emplea bien, con una alta dosis de dedicación y ahínco.