Germán Lentini, arquitecto UP, trabajó y realizó un máster en Arquitectura en Inglaterra y creó su estudio

Germán Lentini, arquitecto UP, trabajó y realizó un máster en Arquitectura en Inglaterra y creó su estudio

Germán Lentini es arquitecto formado en la Universidad de Palermo, universidad gracias a la cual realizó un intercambio en España en la Universidad Politécnica de Valencia. Luego, se fue a Inglaterra donde estudió un máster en Arquitectura, Energía y Sustentabilidad en London Metropolitan University y trabajó en un estudio durante cinco años. De regreso a la Argentina, comenzó a dirigir su propio estudio de arquitectura, GLOA. Además, hoy es docente de la UP.

¿Qué recuerda de su paso por la Universidad de Palermo?

Como estudiante recuerdo el contacto directo con los docentes: hoy en día puedo estar del otro lado como profesor e intentar potenciar una conexión fluida con los alumnos. Por otro lado, los viajes de estudio con amigos y docentes también fueron algo destacado en mi época de estudiante. Visitar Montevideo o Mar del Plata para recorrer obras de arquitectura fue realmente espectacular. La UP me dio también la oportunidad de realizar un intercambio con la Universidad Politécnica de Valencia en España, que fue una experiencia bisagra en mi vida ya que con solo 23 años pude irme a estudiar y viajar por Europa. De todos los planes que tenía en ese momento, ese viaje fue el primer sueño cumplido. En España pude conocer gente increíble y visitar arquitectura no solo dentro del país sino también en otros países de Europa. Creo que el aprendizaje que se puede tener en los viajes es casi tan profundo como el aprendizaje dentro del ámbito universitario.

¿Qué consideraciones tienen que tener los estudiantes de UP?

En la Facultad de Arquitectura se educa a los estudiantes para ser capaces de desarrollar proyectos, resolver detalles, gestionar obras y entender la historia. Sin embargo, creo que es fundamental aprender a luchar por ideales y entender cuáles son los procesos de trabajo que pueden ayudar a desarrollar conceptos sólidos. La Argentina, a su vez, es un país con circunstancias cambiantes y uno tiene que ser flexible para adaptarse a estas nuevas situaciones. Por otro lado, creo que es fundamental aprender a trabajar en equipo y a lograr acuerdos para poder avanzar. Aunque lo más importante es, quizás, aprender a tomar riesgos para poder concretar en cada nueva oportunidad proyectos de mayor interés.

¿Cómo ha sido su recorrido profesional?

Después de recibirme en la UP, viajé a Inglaterra para hacer un máster en la London Metropolitan University. La idea era terminar de estudiar y volverme a Buenos Aires pero me ofrecieron colaborar en una oficina de arquitectura y decidí quedarme. Fueron casi 5 años que me sirvieron para conocer a fondo y disfrutar de una increíble nueva cultura. En 2016 decidí ir en la búsqueda de otro sueño, esta vez fue un viaje indescriptible por Asia que duró 6 meses y unió Turquía con Japón. Más allá de la desconexión mental que pudo significar, siempre me moví con un objetivo mayor en mente que era el de volver a la Argentina para disfrutar de mi gente y poder dirigir mi propio estudio de arquitectura: así nació GLOA (German Lentini Oficina de Arquitectura). El principal desafío en GLOA es hacer que la oficina crezca y que lo haga de manera sistemática con proyectos de nuestro interés. También es un desafío hacer que el equipo de trabajo funcione y que lo haga de manera natural entendiendo reglas claras y flexibles.

¿Qué recuerda sobre tu experiencia en Gran Bretaña?

La sociedad inglesa es ordenada y sistemática, lo cual a nivel profesional es interesante ya que cada pregunta tiene una respuesta escrita y cada proceso tiene un libro explicativo. Esto es clave para entender el porqué de la calidad general en la arquitectura británica. El mercado británico es global al igual que la competencia profesional. Gente de todo el mundo va a Londres para tener la posibilidad de trabajar en alguno de los cientos de estudios de arquitectura que hay en la ciudad. Gracias al convenio de la UP con el RIBA (Royal Institute of British Architects), pude asociarme a esta institución para tener la guía en ciertos temas específicos en el día a día profesional. Tuve también la suerte de trabajar con gente que me enseñó cómo funciona el sistema de trabajo inglés y así pude liderar el desarrollo de proyectos con cierta escala y complejidad, tanto para estudios en los que colaboré como por mi cuenta.