Egresados de Arquitectura UP fueron convocados para contar su experiencia profesional

Egresados de Arquitectura UP fueron convocados para contar su experiencia profesional

En el marco de la materia Práctica Profesional Supervisada de la carrera de Arquitectura de la Universidad de Palermo, cuatro arquitectos egresados de la UP se reunieron con los estudiantes para compartir experiencias en el campo profesional así como también reflexionar sobre los aportes de la formación universitaria.

La cita se dio en la Facultad de Arquitectura y contó con los graduados: Diego Guzmán, gerente de obra en Amarilla Ingeniería del Valor S.A.; Ignacio Pichot, del estudio Pichot Arquitectura; Francisco Apa, de Apa Arquitectura; y Pablo Casais, de Baek y Asociados.

Para dar comienzo al encuentro, los profesionales convocados, quienes en su mayoría fueron ayudantes o profesores de la Facultad de Arquitectura, contaron cómo fueron sus comienzos y ofrecieron algunos primeros consejos para incentivar a los alumnos a ingresar al mercado laboral: “Uno tiene que interpretar al cliente. Adaptar su cabeza a esa necesidad”, sostuvo Diego Guzmán, quien contó que aprendió el oficio en su primer trabajo, una constructora: “Fue la mejor experiencia que uno puede tener porque después al estar trabajando uno tiene que pedirle al equipo cosas y ya sabe cómo se hacen”. Y agregó: “Al principio, es mirar y escuchar de quienes tienen más experiencia”.

Pablo Casais, por su parte, alentó a los jóvenes a hacer: “Si prestan atención, en esta Facultad estás produciendo constantemente. Es lo que yo hacía en el Estudio donde comencé: hacer, hacer y hacer. Es así como de a poco uno empieza a aprender. Porque la arquitectura es hacer. Si se quedan con una hoja en blanco va a venir otro. Por eso la consigna es siempre hacer”, remarcó Casais, que a su vez mencionó la importancia de armar una red de contactos profesionales porque las relaciones dan sus frutos: “Con tres compañeros que nunca imaginé terminamos formando un estudio y ahora vamos por la décima obra”, comentó.

Por otro lado, Ignacio Pichot, que dentro de la arquitectura se dedica al área de construcción de oficinas, viviendas y proyectos, recordó: “Hay códigos que uno va aprendiendo. Cuando uno se recibe al capataz sabe que estás empezando. Nuestra forma tiene que ser de respeto y aprender”.

Respeto, transparencia, honestidad y ética profesional”, agregó Diego a lo dicho por su colega, mientras aprovechó a dar otro consejo: “El equipo tiene que ser siempre lo más importante. Hay que defender al equipo siempre”.

En coincidencia, Francisco Apa destacó que siempre el trabajo en conjunto con quienes están embarcados en un mismo proyecto es importante y forma parte de la profesión: “Todo el trabajo que hacemos siempre es en equipo. En la arquitectura siempre se trabaja en equipo”.

Finalmente, Francisco, quien a través de su propio estudio se dedica a la arquitectura de viviendas, retomó otro de los conceptos expuestos en la charla, que tiene que ver con saber interpretar al cliente: “Tiene que haber un ida y vuelta con los clientes. Una casa es algo que les va a cambiar la vida, no se puede hacer así nomás. Es su vida. Por eso hay que saber interpretar y después hacer lo que uno sabe hacer”, comentó en base a su propia experiencia.

De esta manera, con consejos que se desprenden de cada uno de los caminos profesionales tomados, los arquitectos compartieron una agradable charla que sirvió no solo para conocer más de cerca los pormenores de esta profesión, sino que también como inspiración para todos aquellos alumnos que buscan de a poco empezar a construir su propia carrera.

Ver otras notas >