UP | Deportes
Intranet (MyUP) Estudiantes Internacionales
Reuniones Informaciones Inscripción Online Solicitud de Información
BARRAS DE CEREAL
BARRAS DE CEREAL
¿Las comemos?
Imprimir
Up Channel

Algunas personas les tienen desconfianza, otras piensan que no aportan calorías y las consumen en exceso y otros que posiblemente están más informados las utilizan en compañía de algún otro alimento como parte de un desayuno, merienda o colación.

¿Qué hay acerca de sus ingredientes?
Los cereales (trigo, avena, maíz, arroz, cebada, centeno) son muy importantes por su excelente aporte de energía en base a su contenido en hidratos de carbono, además de aportar fibra- las versiones integrales, proteínas vegetales incompletas que pueden combinarse con otras proteínas y mejorar su calidad, muy pocas grasas pero de tipo insaturadas beneficiosas para la salud, vitaminas del complejo B (menos B12, de origen animal), hierro, magnesio, fósforo y potasio. Por ser de origen vegetal, no contienen colesterol. Las versiones integrales además del aporte de fibra contienen fitoquímicos, sustancias bioactivas que protegen contra enfermedades crónicas como las cardiovasculares y el cáncer.
Este grupo de alimentos aporta hidratos de carbono denominados complejos (almidón y fibra) porque se asimilan lentamente y la energía que proporcionan es por largo tiempo. A diferencia de los azúcares y dulces (hidratos de carbono simples) que se digieren rápidamente y, por lo tanto, aportan energía inmediata; la otra diferencia es que éstos últimos no van acompañados de nutrientes esenciales para el organismo (se dice que aportan calorías “vacías”) como lo hacen los alimentos que aportan hidratos de carbono complejos.

Los derivados o subproductos más comunes de los cereales son:
- Harina- Pan- Galletitas- Fideos y pastas- Copos- Barritas.
Otros ingredientes de las barritas
- Frutas secas (almendras, maníes)- Semillas (sésamo) - Frutas deshidratadas (durazno, damasco, manzana, ciruela, pasas de uva) – Frutos del bosque desecados (frutilla, frambuesa, cereza, mora) - Cáscara de naranja - Soja- Chocolate negro o blanco - Coco rallado- Miel- Gelatina- Yogur- Leche- Salvado de trigo y avena - Galletitas dulces.

¿Cuáles elegir ante la enorme variedad que presenta el mercado?
Hay marcas que vienen fortificadas con vitaminas y minerales, de todas maneras, es necesario leer las etiquetas para verificar que proporción del o de los nutrientes en cuestión se cubre con una porción, por lo general, hacen solo un pequeño aporte extra.
Las opciones más recomendables son las que contienen: frutas deshidratadas o secas, soja, semillas, yogur, leche, gelatina y salvado. Esto no descarta que puedan incluirse las variedades restantes también.
Además, recientemente, una marca líder del mercado ha lanzado barras proteicas con un 45 % de proteínas aisladas de soja (24 gramos de proteína por unidad) que en su composición contienen también azúcar y miel y no aportan fibra. Son una buena alternativa para el deportista porque además de energía contienen una proporción interesante de proteínas, y para las personas que tienen que bajar de peso porque brindan importante valor de saciedad, en este último caso, la porción sería de ½ unidad porque pesan más del doble que las comunes y aportan el doble de calorías.
Finalmente, las denominadas barras “energéticas” están casi exclusivamente destinadas a los atletas profesionales; aportan en general un poco más de calorías, hidratos de carbono, proteínas (con un aporte especial de aminoácidos), vitaminas y minerales. Tienen una indicación específica de acuerdo al tipo de deporte del cual se trate.

Barras de cereal: De su utilización

Son una buena opción para consumir como colación; ya que son fáciles de transportar (cartera, mochila, bolsillo) y no necesitan refrigeración.
También pueden utilizarse como parte de un desayuno o merienda, acompañadas de una infusión con leche, leche sola o yogur, y ensalada de frutas o una fruta fresca de estación.
Para las personas que necesitan bajar de peso, está también la alternativa “light”, sin azúcar y con más fibra. Son un recurso útil porque demandan masticación y brindan valor de saciedad.
Las personas con diabetes deben manejarlas con precaución siempre bajo la supervisión de la nutricionista y, preferentemente, elegir las que son sin azúcar o bien las que son a base de avena o salvado de avena las cuales ayudan a regular la glucemia.
Las personas con algún trastorno del aparato digestivo como gastritis o hernia hiatal por lo general no las toleran; sin embargo, se puede ir probando tolerancia, con las que no aportan fibra extra, aplicando una muy buena masticación para contribuir a una mejor digestión.
Por el contrario, son muy aconsejadas en aquellas personas que padecen constipación o estreñimiento, especialmente las que aportan fibra extra (salvado de trigo y/o ciruela).
Para el deportista, el aporte de hidratos de carbono es esencial para brindar energía y para poder utilizar las proteínas en su función específica de formar, mantener y reparar todos los tejidos del cuerpo.
De acuerdo al tipo de actividad, intensidad y frecuencia con que se realice el ejercicio, se programará una cantidad determinada de barras de cereal en el plan de alimentación, que le servirán al deportista como combustible a largo plazo tanto si se consumen al inicio de la actividad como post ejercicio para la reposición de glucógeno muscular.
En deporte, se recomiendan los alimentos que aporten hidratos de carbono de índice glucémico bajo (legumbres, frutas y hortalizas en general, cereales integrales) a moderado (pastas, aunque el índice es menor si se trata de fideos integrales, barras de cereal) previo a la actividad física para proveer un suministro de glucosa más sostenido, e hidratos de carbono de índice glucémico más elevado (bebidas deportivas, dulces) inmediatamente posterior al entrenamiento para provocar una respuesta insulínica importante y ayudar a generar un ambiente netamente anabólico.
En los últimos años también se ha aseverado que la ingesta combinada de proteínas e hidratos de carbono previo y posterior al entrenamiento afectan positivamente el anabolismo muscular. Esto, como siempre, se puede lograr a través de una alimentación equilibrada, sin recurrir a suplementos específicos.
En obesidad y diabetes, la idea es hacer una elección inteligente de alimentos con índice glucémico bajo a moderado para elevar lo menos posible el nivel de insulina circulante, y dejar los de alto índice glucémico para ciertas ocasiones especiales. En el síndrome metabólico, que trata de una entidad donde predomina la obesidad abdominal, la intolerancia a la glucosa, los niveles elevados de colesterol y triglicéridos, la hipertensión arterial y la resistencia a la insulina, es indispensable manejar adecuadamente el índice glucémico de los alimentos en conjunto a otras pautas alimentarias.

Publicada: Lunes 30 de Enero de 2012

ˇEnviá tu comentario!
Nombre y Apellido: Email:
Comentario:
Comentarios
» Torneo ADAU 2012 l Básquet: Ganador con todas las letras.
» Actividades Sociales l Arrancó el Tango y los chicos le sacaron viruta al piso.
» Básquet l Sebastián Luna: “La actitud ante todo” 
» Torneo ADAU 2012 l Hóckey: Tuvo una noche brillante.
» Natación l Rocío Ierache: “Arranqué con natación a los dos años” 
Ver notas anteriores
1919
Argentina vence a Uruguay por 6 goles a 1. El partido lo arbitra Juan José Rithner, quien había jugado 10 veces para Argentina, 9 de ellos como capitán.
|     Home     |     Fútbol     |     Fútbol Femenino     |     Básquet     |     Hóckey     |     Vóley Masculino     |     Vóley Femenino     |     Natación     |
UNIVERSIDAD DE PALERMO
Buenos Aires - Argentina
- Carreras y programas de la Universidad -

Centros de Informes e Inscripción: Av. Córdoba 3501, esq. Mario Bravo | Av. Santa Fe esq. Larrea 1079. Ciudad de Buenos Aires - Argentina | Tel: (5411) 4964-4600 | informes@palermo.edu. Prohibida la reproducción total ó parcial de imágenes y textos. Términos y condiciones.