La Facultad de Derecho UP analizó la situación de emergencia carcelaria de Argentina y la comparó con Europa

La Facultad de Derecho UP analizó la situación de emergencia carcelaria de Argentina y la comparó con Europa

La Facultad de Derecho de la Universidad de Palermo realizó una conferencia sobre la temática cárceles, en donde se abordaron y compararon la situación de Argentina, cuyo Estado se ha declarado desde hace años en emergencia penitenciaria por la alta tasa encarcelamiento, y la de Europa, cuyos países han demostrado en la última década una disminución de personas en prisión.

Con los oradores Dr. Leonardo Pitlevnik, profesor de Derecho y juez de la Cámara de Apelación y Garantías del Departamento Judicial de San Isidro; y Marcelo Aebi, docente de criminología y vicedirector de la Escuela de Ciencias Criminales en la Universidad de Lausana, Suiza, el encuentro evidenció que la legislación y situación socio-económica de cada país repercute directamente en las diferentes experiencias.

“Hace años que estamos en emergencia penitenciaria en Argentina”, comenzó señalando Pitlevnik sobre el escenario local, y a continuación analizó que las causas se deben a que “cada vez hay más personas detenidas” ya que“al ver los cambios en la legislación, hubo cambios en las penas. Es decir, se fue modificando la ley poco a poco y se agravaron las penas, lo que produjo un aumento de la inflación penal en muchos delitos y es por eso que hay cada vez más personas detenidas”.

Al analizar la situación actual que atraviesa el país en materia carcelaria, el magistrado agregó que “es poco probable que en un Estado donde se presenta como ejemplo de regulación penal el aumento de la cantidad de personas presas, no se produzca un mayor hacinamiento en las cárceles”

Por su parte, Pitlevnik mencionó que desde la Provincia de Buenos Aires se pensaron políticas que aporten soluciones, como por ejemplo la implementación de las pulseras electrónicas: “En la Provincia de Buenos Aires había 2000, ahora hay 2900. Y hay 400 personas a la espera de tener una prisión domiciliaria. La pulsera implica para el Estado un pase de alojamiento y comida al propio detenido, porque corre a cargo de la familia. Eso está siendo, por ahora, una solución en la Provincia de Buenos Aires a la situación penitenciaria”, señala.

En tanto, sobre la situación Europa, Aebi comparó y explicó que “es opuesta a la Argentina” ya que en los últimos años algunos países europeos mostraron una notable reducción de las cifras de personas en prisión: “La disminución de varios países de Europa occidental coincide con la crisis financiera, de 2008. Hay una relación entre la economía y la tasa carcelaria”, sostuvo.

Aebi, quien es también secretario general de la Sociedad Europea de Criminología y miembro del grupo de expertos responsable del European Sourcebook of Crime and Criminal Justice Statistics, mostró las estadísticas penitenciarias europeas publicadas por esa institución (Council of Europe Annual Penal Statistics – SPACE), comparó sus cifras con los diferentes países y llegó a la conclusión de que muchas veces “hay que tomar distancia entre la teoría y la realidad”, aunque de alguna manera “la legislación y la economía de cada país tiene una implicancia en la situación carcelaria”.

Finalmente, a modo de reflexión, Aebi concluyó su presentación con posibles soluciones a la situación argentina: “Hay que renovarse, mostrar el lado humano de la situación para entender. Por ahí, sensibilizando, presentando un poco más la historia detrás del detenido. También, cambiar por ejemplo el código penal. Por ejemplo, en España se hizo un cambio en 2010 para reducir penas por tráfico de estupefacientes y hubo reducción de la tasa. Se puede hacer con un poco de investigación y mostrar, que es una forma práctica de hacer algo”.

Ver otras notas >