Nueva ley de tarjetas: ¿Se beneficiará el consumidor?

Juan Manuel Lavignolle, coordinador de la Carrera de Contador Público, explicó cómo repercute en el consumidor el proyecto de ley que reduce las tasas que los bancos cobran a los comercios por operaciones con tarjetas.



Por Juan Manuel Lavignolle

La compra con tarjetas de débito y crédito es una modalidad elegida por los consumidores por razones tan diversas como no llevar efectivo por cuestiones de seguridad, obtener el reintegro del IVA, aprovechar distintas promociones que otorgan los bancos y lograr un cierto alivio financiero junto con la supuesta licuación por inflación que permiten las cuotas. Sin embargo, detrás de los beneficios se encuentran los costos ocultos que incrementan el precio final del bien.

En épocas de retracción del consumo, las Pymes tratan de buscar maneras de subsistir sin incrementar los precios. En esa línea, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) presentó un proyecto de ley de tarjetas, que propone reducir las comisiones que les cobran los bancos por las ventas con tarjeta, según el siguiente esquema:

Ley Vigente N° 25.065: comisión por compras con tarjetas de crédito: 3%, débito 1,5%.

Proyecto de Ley CAME: comisión por compras con tarjetas de débito: 1,5%, débito 0%.

El proyecto había sido aprobado por unanimidad por el Senado, sin embargo la semana pasada Diputados emitió dictamen con cambios. La iniciativa, presentada por Cambiemos en acuerdo con CAME, fija ahora un tope de 2 % a las comisiones por compras con tarjeta de crédito y del 1 % por las de débito. Si bien reduce en menor cantidad los porcentajes que obtienen los bancos, incorpora cuestiones beneficiosas para los comerciantes, entre las que se destacan:

- la creación de una norma para que el pago por parte de las empresas de tarjetas a los comerciantes sea en 3 días

- permite que las comisiones que pagan los comerciantes puedan ser diferenciadas en el precio

- obliga a que haya más de una empresa por tarjeta de crédito

Al reducir del 3 % al 2 % las comisiones por compras con tarjetas de crédito y del 1,5 % al 1 % las correspondientes a las tarjetas de débito, se busca favorecer a las Pymes comerciales, reduciendo los costos bancarios que deben afrontar, a los que se suman los gastos por mantenimiento de cuentas y movimientos financieros, y las retenciones del 3 % por el IVA, el 1 % por Impuesto a las Ganancias, más el porcentaje aplicable por el Impuesto sobre los Ingresos Brutos, dependiendo de la jurisdicción de la cuenta. En definitiva, el monto total que los comercios minoristas deben transferir a los bancos por uso de tarjetas les quita liquidez y capital de trabajo, afectando su rentabilidad y competitividad.

Sobre este tema, la Fundación Pro Tejer y la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), en un informe que realizaron sobre la composición del precio final de una prenda de vestir de marca Premium comercializada en Shopping o calle comercial se determinó que del precio final el 15% corresponde a los gastos asociados con el costo financiero por el uso de tarjetas de crédito o débito, y por las promociones bancarias. A los costos mensuales por el alquiler de la terminal de captura (conocida como posnet), se debe adicionar el del arancel por el uso de tarjetas de crédito o débito, y el costo impuesto en forma obligatoria por los bancos por adelantarle los pagos realizados en cuotas.

El impacto es directo en el comercio, ya que de pagar $3.000 de comisión por cada $100.000 de ventas por tarjetas de crédito pasaría a pagar $2,000, no obstante esto lo importante será el efecto en el precio final y el impacto en el consumidor ya que atado a este sistema están las promociones en cuotas cero interés o planes de cuotas a largo plazo que administra el sistema de tarjetas de crédito, en este escenario.

¿Cuánto de ese beneficio en el comercio llegará al consumidor?

Sobre el dictamen emitido por Diputados, CAME señaló que la medida de la reducción de las tasas "alcanza a más de 300.000 comerciantes e implica un ahorro anual cercano a los $ 5.000.000.000 para las Pymes del sector". Además, desde la entidad sostienen que "el texto del proyecto aprobado contiene también una serie de medidas para el mercado de tarjetas de crédito, que tiende a hacerlo más transparente".


Coordinador de la Carrera de Contador Público Universidad de Palermo.



¿Querés saber más? Clickeá aquí