Sergio Szklanny y Gabriel Foglia presentaron Las industrias del futuro, de Alec Ross

Sergio Szklanny y Gabriel Foglia presentaron <em>Las industrias del futuro</em>, de Alec Ross

Sergio Szklanny, asesor y capacitador en sistemas de instrumentación y control de procesos industriales, y Gabriel Foglia, decano de la Facultad de Ciencias Económicas, presentaron el libro Las industrias del futuro escrito por Alec Ross, uno de los principales expertos en innovación de los Estados Unidos. Se trata de la última incorporación de la Colección de Educación Superior, que ya cuenta con más de cuarenta títulos.

En su obra, Ross, quién se desempeñó como asesor principal en innovación de la Secretaría de Estado de Estados Unidos y en la actualidad es Distinguished Visiting Fellow, explora las tendencias tecnológicas y económicas que darán forma a los próximos diez años. Traducido a más de 17 idiomas, es un libro esencial para entender cómo funciona el mundo -hoy y en el futuro-, una lectura obligada para todo líder de empresas y pensadores avanzados.

Para Sergio Szklanny, una de las claves del futuro tiene que ver con “el espíritu innovador” que está en “entender las necesidades de la gente y buscar cómo cubrirlas”. Y destacó el aporte de Ross al ofrecer muchos puntos de vista sobre el mundo que se nos viene, teniendo en cuenta cómo estamos hoy.

Con una perspectiva optimista, Szklanny se refirió al impacto social de la tecnología y resaltó el “potencial de los jóvenes” en torno a la innovación y el desarrollo de habilidades, en coincidencia con Ross que sitúa a los emprendedores más exitosos entre los 20 y 40 años.

A lo largo de los capítulos de este bestseller, Ross revela las tecnologías e industrias que impulsarán la próxima etapa de la globalización. Conceptos como robótica, ciberseguridad, criptomonedas, biotecnología, genómica y big data atraviesan sus reflexiones y analiza el impacto que van a tener en la toma de decisiones de los países, frente a lo que “hay que involucrarse como sociedad” según Szklanny.

Si bien todo esto parece nuevo, siguiendo al autor de Las industrias del futuro, Szklanny resaltó la necesidad de adaptarse a los cambios: la historia se repite y este momento es comparable al nacimiento de la Imprenta, a la Revolución Industrial y a la considerada Revolución Informática. Si bien todo esto parece nuevo, siguiendo al autor de Las industrias del futuro, Szklanny resaltó la necesidad de adaptarse a los cambios: la historia se repite y este momento es comparable al nacimiento de la Imprenta, a la Revolución Industrial y a la considerada Revolución Informática.

Por último, resaltó el análisis que Ross hace sobre cómo formar a los jóvenes. Para el autor del libro, “tenemos que volver a la educación humanística a la antigua, con su credo de aprender a pensar. De hecho, muchos pensaban que la distancia entre los campos tradicionales de las disciplinas humanísticas y los campos de la ingeniería iban a empezar a disolverse”. En este sentido, Szklanny considera que en Argentina “tenemos bastante de esta idea de multiespecialidad”.

Por su parte, Gabriel Foglia se refirió a cómo se encuentra la Argentina, en este escenario planteado por Ross en el que la inequidad entre los países desarrollados y subdesarrollados y entre quienes se adaptan y quienes no es cada vez mayor, a partir de algunos datos obtenidos de un reciente estudio elaborado por la UP junto con la consultora Voices.

En dicho estudio, al ser consultados por el nivel tecnológico de nuestro país, el 43% opina que Argentina está retrasada, el 42% afirma que no se siente capacitado para los empleos del futuro que exijan el uso de tecnologías y el 46% se siente amenazado por el hecho de que su trabajo sea reemplazado por un robot.

Frente a este panorama, Szklanny y Foglia coincidieron en que la clave está en cómo nos posicionamos como sociedad frente a los cambios y que para no perder oportunidades es necesario entrar en la transformación digital.

“Las mayores ganancias derivadas de las nuevas tecnologías irán a las sociedades y las empresas que no se limitan a volver sobre su pasado sino que son capaces de adaptarse y dirigir a sus ciudadanos hacia industrias del crecimiento” fue la frase extraída del libro que eligió el decano para finalizar la charla.