La libertad del alumno para elegir cómo estudiar

La Universidad de Palermo presenta la modalidad online en distintas carreras universitarias.



El camino hacia la convergencia entre la educación online y presencial se acelera cada vez más en esta época en la que la economía del conocimiento es el principal factor del crecimiento. Las universidades deben enseñar a innovar, para ser el motor de la sociedad en la que están inmersas.

En la Universidad de Palermo apuntamos a formar profesionales con las habilidades para adaptarse a un mundo complejo y en evolución. A prepararlos para que creen empleo y desarrollen nuevas industrias. Para que tengan éxito en trabajos que hoy todavía no existen", afirma Matías Popovsky, vicerrector de la UP.

"El mundo cambió, la tecnología cambió, la manera en la que nos comunicamos cambió, y la educación también", explica Gabriel Foglia, Decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Palermo, una de las casas de altos estudios que supo ganarse un lugar de prestigio en el ámbito académico y que desde hace algunos años decidió extender su oferta de calidad a través de la posibilidad de cursar online.

Consultado sobre las últimas innovaciones pedagógicas que introdujo Palermo, Popovsky remarcó "incorporamos tecnologías que nos permiten adaptar el camino que seguirá el estudiante en cada curso según sus conocimientos previos y respuestas. A este abordaje se lo conoce como aprendizaje adaptativo. Permite disponer dos caminos diferentes para dos estudiantes distintos que quieran llegar a la misma meta", explica el vicerrector. De este modo, los contenidos se customizan para que el alumno tenga su propio camino de aprendizaje".

"Hacemos mucho hincapié en el 'no estás solo' porque en esta modalidad las interacciones con los profesores y tutores, pero fundamentalmente entre los estudiantes, crean relaciones que construyen una comunidad que trascienden el ámbito de la Universidad, en las que los alumnos aprenden también de otros alumnos, del debate, de la argumentación", explica Matías Popovsky.

Sabrina Padula, estudiante de Recursos Humanos, y una de las futuras profesionales que apostó por la modalidad combinada y que, según sus propias palabras, se asombró gratamente cuando descubrió que la interacción que logra mediante las diferentes herramientas que ofrece la plataforma le permite ser parte de una comunidad de alumnos y vivir el acompañamiento diario de los tutores y profesores: "Si estás en el interior, en Buenos Aires o en cualquier lugar del mundo, no importa, estás cerca igual y podemos terminar tranquilamente un trabajo grupal, y te aseguro que sale perfecto", concluye.

La propuesta de la UP marca un punto de inflexión en la calidad de la educación a distancia en Argentina: Los estudiantes estructuran su carrera cursando materias tanto en modalidad presencial como online, adaptándola a sus tiempos y su carrera profesional. Los profesores son los mismos que dan las clases presenciales, y se han preparado y capacitado para enseñar online. El contenido de cada materia es desarrollado especialmente para aprovechar al máximo las herramientas que brindan la plataforma y la modalidad.

Con un fuerte foco en la calidad académica, con contenido pedagógico desarrollado a medida, y la misma plataforma tecnológica que utilizan las mejores universidades del mundo, entre ellas Princeton University, la Universidad de Palermo logró un modelo educativo de clase mundial.