Guillermo Capo, MBA de UP, líder de equipo IT en Pluspetrol, Uruguay

Formó parte del equipo de Emergency responders en UNICEF, emprendió una empresa IT y además está desarrollando lo que fue su proyecto de tesis del MBA: una plataforma digital de ayuda terapéutica. Guillermo Capo, MBA de UP, líder de equipo IT en Pluspetrol, Uruguay

Desde Uruguay, Guillermo Capo vino a Buenos Aires para realizar la Maestría en Dirección de Empresas de la Universidad de Palermo. Siendo Ingeniero Informático y con los conocimientos adquiridos en el MBA UP, hoy se desarrolla como líder de equipo de informática en el área de Seguridad Perimetral y Mensajería de la compañía Pluspetrol, multinacional que opera principalmente en el sector del petróleo y el gas. Además, lleva a cabo la realización de su proyecto de tesis: una plataforma digital de ayuda terapéutica. Anteriormente, fundó una empresa tecnológica en su país y colaboró con UNICEF en tareas humanitarias, desde el aspecto tecnológico: "Fui enviado a Haití después del terremoto en 2010 para construir a nivel informático todas las necesidades tecnológicas desde cero".

¿En qué consiste tu trabajo como líder de equipo informático?

En primera instancia me enfoco en repasar con todos los integrantes del equipo, sus tareas y actividades, cuáles de ellas debemos priorizar para alcanzar los objetivos definidos en el mes, y en cuales debemos resolver dificultades que estén limitando la posibilidad de completarlas. La interacción se establece con mi equipo, y con integrantes de todas las áreas, Heads y CTO de la compañía. Una de nuestras metas más importantes dentro de la compañía es alcanzar un estándar de primer nivel en lo referente a nuevas tecnologías, aplicadas con profesionalismo y en el menor tiempo posible.

¿Cuáles son las fortalezas y los desafíos que encontrás en ese rol?

Lo que más valoro de mi trabajo es el equipo que hemos construido en el correr de estos años. Considero que las habilidades blandas de las personas con las que me desempeño constituyen un valor fundamental a la hora de establecer pautas y metodologías de trabajo en un marco que posibilite la comunicación del equipo, en un ambiente ameno, de libre expresión y respeto mutuo. Uno de los desafíos más importantes es mantener un espíritu de equipo y un ambiente positivo dentro de una compañía orientada a resultados inmediatos inmersos en una cultura industrial.

“Lo que más valoro de mi trabajo es el equipo que hemos construido en el correr de estos años”.
¿Qué otras experiencias profesionales fueron trascendentes en tu carrera?

Sin dudas que fue una de las experiencias más enriquecedoras mi trabajo realizado en UNICEF durante casi 10 años. Luego de atravesar duras capacitaciones en Europa, logré formar parte de un pequeño grupo global de Emergency Responders, lo cual me dio la oportunidad de interactuar durante tres meses con más de 300 funcionarios de las Naciones Unidas de todas partes del mundo. Despúes del terremoto de Haiti en 2010, fuimos enviados con el fin de construir a nivel informático desde cero todas las necesidades tecnológicas que hicieran posible la ayuda humanitaria generada para los haitianos. La enseñanza en ese trabajo - llevado a cabo en un mar de incertidumbre y nerviosismo- fue el valorar sinceramente los afectos, el trabajo en equipo, la eficiencia en los planes de trabajo bien desarrollados, y las pautas de convivencia y respeto.
"Después del terremoto de Haiti en 2010, fuimos enviados con el fin de construir a nivel informático desde cero todas las necesidades tecnológicas que hicieran posible la ayuda humanitaria generada para los haitianos"
¿Cómo fue la experiencia de co-fundadar una empresa IT en Uruguay?

La experiencia con Glabuen IT, que significa "creer en IT" en alemán, fue muy satisfactoria. Comenzó como un proyecto entre dos amigos, planificando en 2011 crear una compañía capaz de brindar servicios de IT a organismos y empresas. En primera instancia los servicios se centraron en la infraestructura y desarrollo, para ir mutando de a poco hacia el desarrollo y asesoramiento de nuevas aplicaciones. El desarrollo en Uruguay fue un tanto lento dada la cantidad de oferta respecto a la demanda. Sin embargo, la compañía comenzó a abrirse hacia otros mercados como Perú y Estados Unidos. Hoy continúa creciendo, fidelizando nuevos clientes y mercados con la visión de otorgar servicios de calidad.

¿Qué cambios observás en el sector de las TIC, en especial en América Latina?

Uno de los desafíos más importantes en el sector tecnológico es poder abrir la mente hacia "lo nuevo". Intentar ser conscientes que los mercados cada vez necesitan más equipos auto gestionados y menos expertos específicos. Considero que, en otros continentes como el asiático, el estar un paso adelante va de la mano con culturizar el trabajo, desmitificar el hecho que las TIC formen parte exclusivamente de un grupo selecto de seres "más inteligentes". Para bien de Latinoamérica, estamos de a poco comprendiendo que somos capaces de establecer nosotros los paradigmas de la Tecnología, sin tener que esperar que otros mercados nos reciban, por el contrario, que los mercados de otros continentes sean quienes anhelen nuestras capacidades.
“Uno de los desafíos más importantes en el sector tecnológico es poder abrir la mente hacia lo nuevo”.
¿Qué aprendizajes te dejó la UP para ejercer tu profesión?

Con un compañero de trabajo comenzamos a conversar sobre el hecho de poder contar con herramientas curriculares más allá del plano estricto de la Ingeniería Informática. Encontramos a la Universidad de Palermo con un plan de estudio adaptado a nuestra carga laboral, sumado a un reconocimiento a nivel global. Destaco en particular una gran cantidad de herramientas y metodologías de aprendizaje compartidas, sobre todo a nivel marketing, planes de negocio, gestión de personas y desarrollo financiero de proyectos. Son métodos que, si bien contaba con un bagaje conceptual previo, la UP y este MBA me ayudaron a desarrollar y profundizar.
“Encontramos a la Universidad de Palermo con un plan de estudio adaptado a nuestra carga laboral, sumado a un reconocimiento a nivel global”
¿De qué se trata el proyecto digital de ayuda terapéutica qué desarrollaste en tu tesis y está en marcha?

El plan de negocio de la plataforma está en desarrollo en estos momentos. Se trata de un proyecto de asistencia remota, facilitador tanto para pacientes como para profesionales del ámbito terapéutico y también estará abierto a otras especialidades. Permitirá conectar a las personas y está enfocado en un marco digital de retroalimentación con un gran enfoque al crecimiento global, con posibilidad de abrirse hacia cualquier mercado del mundo.

¿Qué consejos te gustaría compartir con los alumnos UP?

Recomiendo tomar seriamente y con profesionalismo todos los conceptos e información que obtengan de este tipo de aprendizaje, para poder asimilar todos los conocimientos posibles que sean ajenos a nuestro expertise académico y poder aprovecharlos, tanto en el ámbito laboral como en el personal. En el área de Ingeniería Informática, así como en otros rubros, muchas veces dejamos de lado aspectos que contribuyen significativamente en nuestro saber general. Realizar este tipo de entrenamientos nos nutre de herramientas que desconocíamos previamente o formaban parte de conceptos vagos que sobrevolaban de tanto en tanto en alguna charla o taller.

Ver otras notas >