Matías Pérez Bilos, egresado UP y vicepresidente de Tecnología en The Walt Disney Company

Egresado de Administración, Marketing y Contador Público de la UP: “La Universidad me demostró que la exigencia es necesaria, intentar superarse a uno mismo es parte de la vida, en la búsqueda de la excelencia”. Matías Pérez Bilos, egresado UP y vicepresidente de Tecnología en The Walt Disney Company

Matías Pérez Bilos es el vicepresidente de Tecnología para Latinoamérica en The Walt Disney Company. Comenzó a trabajar hace dos décadas en Fox, luego de terminar dos licenciaturas en la Universidad de Palermo (licenciatura en Administración y licenciatura en Marketing). Posteriormente estudió la carrera de Contador Público UP, la cual concluyó hace dos años. "La Universidad de Palermo me demostró que la exigencia es necesaria, que intentar superarse a uno mismo constantemente es parte de la vida. No es una carrera con los demás, sino contra uno mismo, un camino en la búsqueda de la excelencia", afirma.

¿Qué responsabilidades asumís en la vicepresidencia de Tecnología para LATAM dentro de la Compañía Disney?

Soy responsable de dirigir los proyectos de Tecnología en LATAM, en coordinación con los pilares globales de Ingeniería, Digital, Sistemas, Seguridad Informática y Producto, reportando de forma directa al CTO Global de la compañía. Mi rol actual interactúa tanto con el negocio como con la tecnología, lo que me permite estar al tanto de los últimos avances de nuestra industria y constantemente en relación con la parte business de la compañía y, por lo tanto, en relación directa con lo que sucede en el mundo del entretenimiento. Lo que más me gusta es la posibilidad de innovar permanentemente en una industria que está constantemente reinventándose. Disney es una compañía pionera que siempre está buscando revolucionar el mercado.

¿Cómo describís un día de trabajo?

Mantenemos varias reuniones diarias para discutir sobre el negocio e ir anticipándonos a las necesidades que pueden surgir y que deben resolverse en conjunto con los pilares de Tecnología. Esta industria viene en una profunda transformación desde hace 10 años y está llegando a un momento de madurez muy interesante. Esta mirada debe darse siempre desde ambos aspectos, el tecnológico y la mirada de negocios. Esta dinámica de interacción nos permite trabajar en conjunto con los especialistas de cada pilar como con el CFO, CEO y los demás componentes del organigrama empresarial.

¿Cómo fue tu experiencia laboral en FOX?


Mi experiencia en Fox fue excelente. Comencé a trabajar hace 17 años, luego de terminar mis primeras dos carreras en la UP, la Licenciatura en Administración y Licenciatura en Marketing. Inicié mi carrera profesional enfocado en el área de Sistemas. En aquellos tiempos, Fox comenzaba a desarrollar sus operaciones en Latinoamérica y tuve la posibilidad de construir el departamento desde su inicio. Durante muchos años viajé demasiado y estuve cien por ciento abocado al crecimiento del negocio de la empresa ya que mis responsabilidades en Fox incluían proyectos no solo en América Latina, sino también en Europa y Asia. Con el tiempo fui ampliando mis responsabilidades, sumando IT e Ingeniería de Broadcast hasta fines de 2019, donde finalmente Disney compró a Fox y tuvimos que integrar las operaciones de ambas compañías agregando además a otra compañía del grupo, a ESPN.

¿Qué podés destacar de tu recorrido profesional?

Mi primer empleo en el mundo del entretenimiento fue en Ibope, en 2003. Se trata de un ente imparcial que, en líneas generales, se dedicaba a medir el rating de la TV. Eso me acercó a FOX como consultor, lo que me llevó a armar la estrategia de Operaciones de USA en Argentina, otorgándole grandes ahorros a la compañía en su momento y diseñando el plan de crecimiento tecnológico a largo plazo, entre otras cosas. Fue un antes y un después para mi carrera laboral porque Fox fue construida en América Latina con grandes profesionales de los que fui aprendiendo las diferentes miradas que se pueden tener sobre un mismo negocio, y que al final del día es el resultado de la gran riqueza del trabajo interdisciplinario. Considero que el gran aprendizaje en cualquier disciplina es poder tomar la perspectiva desde otra área, desde otro lugar. Esto permite ver innumerables aristas de las situaciones y proveer luego soluciones creativas y asertivas.

¿Cómo fue tu experiencia académica en la Universidad de Palermo?


Hacer dos carreras en simultáneo, viviendo solo y recién llegado del interior del país a Buenos Aires, fue una experiencia llena de exigencias que me obligó a superarme en cada instancia, buscando el camino correcto para llegar a mis metas. Siempre estaré agradecido a la UP porque me ha brindado grandes herramientas que todavía hoy aplico en mi trabajo, en ambientes altamente exigentes y dinámicos. La Universidad de Palermo me demostró que la exigencia es necesaria, que intentar superarse a uno mismo constantemente es parte de la vida. No es una carrera con los demás, sino contra uno mismo, un camino en la búsqueda de la excelencia. Independientemente de la carrera que se elija, la UP brinda un marco ordenado y un modelo de aprendizaje que luego puede exportarse a cualquier ámbito de la vida, provee de valores como profesionales que hoy son altamente tenidos en cuenta en el ámbito nacional e internacional.

¿Qué aprendizaje te dejó la UP para tu formación profesional?

Mi experiencia particular en la UP me dio todo: amigos que conservo hasta el día de hoy, un bagaje de herramientas que fueron pilar para mi futura carrera laboral en aquel momento y experiencias que recuerdo con mucho cariño. Fundamentalmente de la UP aprendí qué la ética profesional es la condición para que cada uno de nuestros aportes, tanto sea en el sector privado como en el público, sea un aporte a la sociedad toda en su conjunto. Creo que esa enseñanza es la que trasciende profesiones, países y naciones y debe convertirse en el pilar de cada profesional.

¿Qué consejos te gustaría compartir con los futuros egresados UP?

La tecnología y las finanzas están fusionándose para ser el futuro en el mundo, y esto se ve cada vez más. Esta práctica y la interacción de ambas es una construcción colectiva, que involucra varias especialidades y que los retará en un futuro cercano a poder analizar las situaciones desde varios ángulos y perspectivas, como práctica habitual. La curiosidad es hoy uno de los factores que lleva al éxito y la Universidad es el tiempo y el lugar para ponerla en marcha, porque es cuando se reciben los conocimientos duros, la forma de emplearlos y analizarlos, y también porque uno se encuentra rodeado de excelentes profesionales que pueden guiarlo en ese camino. En conclusión, les diría a los futuros graduados que sean curiosos y arriesgados. El éxito profesional, luego de adquirir los conocimientos necesarios, lo encuentra el que busca, insiste y arriesga. Siempre habrá oportunidades para el que este dispuesto a intentarlo.

Ver otras notas >