Alí Türkeʂ, el graduado de Relaciones Internacionales UP que vino a estudiar desde Turquía

Alí Türkeʂ, el graduado de Relaciones Internacionales UP que vino a estudiar desde Turquía

Oriundo de la ciudad de Estambul, Alí Türkeʂ llegó hace unos años a la Argentina para estudiar la carrera de Relaciones Internacionales en la Universidad de Palermo. Seducido por la idea de aventurarse en una nueva experiencia que le permitiera conocer otras culturas y aprender a hablar un idioma diferente, Alí se preparó para cumplir sus objetivos. “Primero estudié español y después de ocho meses, cuando podía dominarlo bien, estaba listo para empezar la universidad”. Durante sus años como estudiante en UP aprendió muchas cosas, hizo amigos y tuvo la posibilidad de desarrollarse profesionalmente a través de una pasantía en la Embajada de Turquía en la Ciudad de Buenos Aires. Una vivencia que califica como gratificante: " Fue una experiencia muy linda".

¿Cómo surge la idea de venir a estudiar a la Universidad de Palermo?

Tenía pensado hacer una carrera en el exterior, fuera de Turquía, y también quería aprender el español. Entonces investigué un poco y elegí la Argentina. Primero estudié el idioma y en ocho meses ya estaba listo para empezar la universidad. Investigué qué carreras había y si tenían combinación en Turquía. Consulté en universidades públicas y privadas y me decidí por la Universidad de Palermo. Estudié la carrera Relaciones Internacionales.

¿Cómo fue tu experiencia en la UP?

Lo que más me gustó de la universidad no fue solo lo académico sino también su vinculación internacional. Había mucha gente de diferentes países. Así, por ejemplo, mis mejores amigos eran de Noruega y de Chile. Los tres fuimos compañeros desde el primer año hasta el final. También, había otros alumnos de Ucrania, Francia, Italia, y había intercambios en Estados Unidos. Entonces, lo que más me gustaba era que no me sentía solo porque compartía con otros chicos extranjeros las mismas cosas: dificultades y facilidades, ventajas y desventajas. Y en lo académico, también teníamos una diversidad en las materias y aprendí muchas cosas de diferentes profesores, de sus diferentes miradas. Eso enriqueció mi conocimiento sobre la carrera.

¿Qué fue lo que más te gustó de Buenos Aires?

La ciudad en sí me encanta. Buenos Aires es una ciudad mágica realmente. O sea, es un dicho, pero yo viví la magia de esa ciudad: mucha cultura buena, comida buena y su gente, muy amable. La verdad, nunca me sentí un extranjero en esa ciudad porque ustedes integran a otras personas. Entonces siempre era muy feliz. Es algo diferente la cultura argentina a otras, te dan esa libertad de ser diferente, de ser otro y eso me gusta.

¿Pudiste desarrollar tu profesión en algún ámbito laboral en Buenos Aires?

Sí, hice una pasantía en la Embajada de Turquía en la Ciudad de Buenos Aires a través de la Facultad de Ciencias Sociales. En el último año, se nos ofreció hacer pasantías. En mi caso, al estudiar Relaciones Internacionales, tenía que hacer algo relacionado a mi carrera y ahí fue cuando fui a la Embajada de Turquía en Buenos Aires. En ese lugar he tenido la posibilidad de trabajar con algunas asociaciones y fundaciones sobre diferentes temas como voluntarios. Fue una experiencia muy linda. Por otro lado, ya a la vuelta, trabajé en Turquía en el Consulado de Argentina en Estambul.

¿Seguís en contacto con la universidad?

Con muchos compañeros sí seguimos en contacto, así sea por teléfono o por redes. Tengo amigos de la universidad distribuidos por el mundo como Australia o Alemania. Algunos vienen a visitarme aquí a Turquía. Con algunos profesores también he tenido conexión desde que vine acá y tuve la posibilidad muchas veces de hablar con ellos. Quiero aprovechar a enviar mis saludos a todos mis profesores y compañeros de la Universidad de Palermo.