Oscar Reyes Vera, egresado del MBA UP, es fundador de la consultora Setinjob

“El MBA de la UP es muy internacional, eso le da un valor extra porque aprendés a trabajar con otras culturas y uno de los rasgos que más se está buscando desde RRHH es ser un líder multicultural”.
Oscar Reyes Vera, egresado del MBA UP, es fundador de la consultora Setinjob

“Me di cuenta de que podía ayudar a la gente a tener mejores oportunidades”, explica Oscar Reyes Vera sobre los motivos que lo llevaron a fundar su consultora, Setinjob. Luego de desarrollar una amplia experiencia profesional en su país de origen, Venezuela, Oscar decidió venir a Argentina para cursar en el MBA en la Universidad de Palermo. Con una gran trayectoria en empresas de distintos rubros, siempre se desempeñó dentro de las áreas de marketing y ventas, donde trabajó con empresas como Samsung, Unilever, Arcos Dorados y Movistar. Al cursar el posgrado cuenta que “se enamoró de los Recursos Humanos” y nació su impulso por fundar Setinjob, una consultora que brinda asesorías a job seekers con el objetivo de mejorar su perfil y marca profesional.

¿Cómo surgió la idea de fundar Setinjob?

Fue un emprendimiento propio. La idea surgió a raíz de conocidos, compañeros y amigos, que siempre me han preguntado cómo he conseguido buenos trabajos a través de búsquedas online, por LinkedIn, siempre pasando por todo el proceso de postulación. En el 2018 tuve ese momento de reflexión, observé que en los años anteriores, además de conseguir buenos puestos, había ayudado a unas 15 o 16 personas a estar empleadas. Me di cuenta de que algo había aprendido desde el punto de vista de la empleabilidad, y que por ahí mis conocimientos podían ayudar a más gente. En ese momento surge la idea de crear una consultora de Recursos Humanos que, en una primera etapa, se enfocara exclusivamente en el usuario final, el candidato que está en búsqueda de una nueva oportunidad. Para cubrir esa primera fase nos asociamos con una psicóloga, con quien trabajamos en los contenidos para orientar a los chicos, entender la mirada de la persona de recursos humanos, qué es lo que observa, qué destaca y porqué elige un candidato versus otro. También pude hacer mi aporte, porque contraté mucha gente a lo largo de mi trayectoria profesional para las áreas de Marketing y Ventas. Así fundamos Setinjob, junto con un servicio que se llama Remote Interview y consiste en una asesoría 360° de la persona, en donde ayudamos con su perfil, hacemos sesiones de entrevistas, y le enseñamos de una manera divertida a venderse como profesional.

¿Cuál ha sido tu trayectoria profesional?

Mi experiencia ha sido siempre comercial, en el área de marketing y ventas combinando ambas cosas, aunque cambiando de industria, entre los cuales están Publicidad, Relaciones Públicas, Consultoría de Riesgo y, recientemente, Tecnología. Destacaría la experiencia de mis últimos años trabajando en Argentina en el área de tecnología. Pasé por dos empresas, ambas startups de diferentes dimensiones. Una de ellas era de lockers inteligentes, que son espacios donde, al comprar un producto en línea con envío y no poder recibirlo, se lo guarda para ser retirado cuando el cliente desee. Estuve cinco años como Business Manager, lo que involucraba hacer Marketing B2B y coordinar las ventas para el equipo. Después trabajé como Engagement Manager en Gympass, una startup unicornio de Brasil. En mi carrera profesional, hay un patrón que se repite es que he manejado grandes cuentas, entre las que se encuentran Samsung, Unilever, Arcos Dorados y Movistar.

¿Cómo es el proceso y qué aspectos tienen en cuenta al asesorar a un job seeker desde Setinjob?

El objetivo es que esa persona entre en la terna de los mejores candidatos para un puesto laboral, sacándole provecho a sus propios méritos. No añadimos nada que el cliente no sepa, simplemente le hacemos ver que al contar su historia de determinada manera, con ciertas piezas, tendrá mayor transcendencia en el proceso de selección. Hoy en día llevamos 230 personas asesoradas. Es un gran de trabajo, cada servicio para capacitar a una persona nos toma como mínimo diez días hábiles. Es necesario hacer una inmersión profunda en el perfil, ahí es donde nos basamos en el background de Recursos Humanos del equipo, que nos ayuda un montón. Es como si fuésemos la “universidad de buscar empleo”, vemos que nuestro trabajo ha tenido trascendencia. Si bien somos una empresa chica todavía, tenemos una misión muy linda que es conectar al mejor talento con las mejores oportunidades laborales.

¿Con qué desafíos y oportunidades te encontraste al desarrollar Setinjob?

Nosotros como consultora nacimos digitalmente. Antes de pensar en infraestructura, en alquilar oficinas, ya sabíamos que el mercado que queríamos atender podía ser cubierto de manera digital. Entonces invertimos en la página web y en las herramientas para ofrecer los servicios de manera remota. Tuvimos una buena visión en pensarlo todo digital porque nos dio la posibilidad de atender a personas en México, Francia, España, Chile, Uruguay, Estados Unidos, Venezuela, Colombia y Paraguay. No tenemos barreras geográficas. Las únicas barreras son idomáticas (es para hispanohablantes) y los horarios, que a veces son difíciles de coordinar. Hemos tenido la experiencia de asesorar a alguien que está en Australia, por ejemplo. Lo bueno es que ha implicado para nosotros el desafío de aprender acerca del mercado laboral en distintos países, las diferencias que hay en las regiones. Descubrimos que, en empleabilidad, lo que funciona en un lado no funciona en otro. Descubrir las buenas prácticas comunes y las diferencias es algo que nos sirvió muchísimo.

¿Cómo fue la experiencia de venir a vivir a Argentina?

Vivo en Argentina desde el 2013, cuando me vine a hacer el posgrado en la Universidad de Palermo. Me encantó el programa. Fue espectacular la experiencia. Luego, comencé a trabajar en el rubro de la tecnología, lo cual cambió absolutamente todos mis planes. Empecé a tener esta oportunidad laboral, me fue bien en mi trabajo haciendo de nuevo mi networking, logrando nuevas relaciones profesionales de muchísimo valor; entonces decidí que quería quedarme acá. La verdad es que en el medio me pasaron dos cosas: me enamoré de mi trabajo y me enamoré de donde estaba viviendo. Hoy tengo una tasa importante de consumo de dulce de leche y siempre me sentí muy bienvenido en Argentina. Adoro y defiendo este país. Tiene una cultura muy linda, muy fuerte, son identificables en el mundo.

¿Cómo describirías la posición de nuestro país en cuanto a la generación de talento?

El talento argentino es increíble, muy abundante, muy especializado, muy intenso, con mucha experiencia laboral desde muy joven. Es fascinante la pasión que le meten a lo que hacen, son verdaderamente enamorados. El que hace marketing se pone la camiseta, lo mismo sucede con el que hace ventas y con cada uno de los rubros. Con lo cual, hay un talento joven que pareciera ser infinito, con muchas ganas de trabajar y de tener una trascendencia. Nosotros estamos al servicio de esa gente, diciéndoles: ‘Chicos, canalicen toda esa pasión de manera que puedan sacarle un rédito profesional’. Uno de los motivos por los cuales me entusiasmó quedarme es ayudar a los jóvenes para que encuentren empleo. Desde Setinjob desde el primer día creemos que el trabajo se busca de manera digital, siempre. Si bien el CV aún es una pieza importante, los Recursos Humanos están dando un cambio, un shift generacional como pasó en la prensa escrita y en otras profesiones. Dentro de la industria de Recursos Humanos estamos siendo transformados por lo digital, por este concepto que yo llamo social hiring: te contrato por tu huella digital, por quién sos digitalmente. Hoy es un hecho: la búsqueda es 100% digital.

¿Qué cualidades buscan hoy las empresas en un candidato?

Lo que más buscan los reclutadores hoy es talento especializado. Independientemente de si estás buscando trabajo en Tecnología, Marketing, Comunicaciones, etc. El recurso humano argentino está pidiendo gente que verdaderamente viva para lo que hace. Para navegar en este mar con éxito es necesario conocer su propia propuesta de valor profesional, cuáles son esos atributos diferenciadores que lo separan de otros profesionales del rubro. ‘Cuál es mi salsa secreta’ como dice Kung Fu Panda.

¿Qué tiene que tener en cuenta un profesional para destacar en una búsqueda laboral?

En línea con lo anterior, las empresas están tomando aquellos candidatos que tienen una propuesta de valor clara y especializada, es decir, que saben contar su historia laboral como puntos que se conectan. Ese ‘connecting the dots’ de Steve Jobs aplica para la búsqueda laboral. Es necesario tener un storytelling, saber contar tu propia historia y saber qué te diferencia. Otro concepto que hay que tener en cuenta es el de huella digital: todo lo que hacemos y consumimos en línea deja un registro. Cuando un candidato va a participar de un proceso de reclutamiento y selección, lo mínimo que puede hacer es googlear su nombre. Cualquier multinacional hace un background check para ver quién sos.

En los últimos años has venido desempeñándote en puestos gerenciales, ¿cómo dirías que se logra un buen liderazgo?

Para mí, un puesto gerencial, es entender que te están entregando una responsabilidad y la están esperando recibir resuelta. No es el nombre de ser gerente o director, sino aquello que conlleva ese título: responsabilidades. Dentro de esas tareas hay recursos que pueden ser administrativos, económicos, de tiempo, personas. Entonces se trata de cómo combinar todos esos factores para que al final del día la tarea esté resuelta en los mejores términos posibles: en primer lugar, habiendo cuidado al talento, también al dinero que otorgaron, y habiendo cumplido con lo que el cliente espera. Cuando estás en una situación de liderazgo, es necesario que seas un proveedor para tu equipo, los ayudes a cumplir, les estés detrás en el buen sentido, preguntándoles qué necesitan para hacer bien su trabajo. No hay que darlo todo hecho, sino dar las herramientas, acompañar cuando sea requerido, pero también tenés que saber pedir a tu gente y ayudarlos a crecer, a ser mejores. El buen líder es el que ayuda a desarrollar el talento. Si querés trascender, tenés que ayudar a formar, es fundamental.

¿Qué herramientas te aportó hacer el MBA?

Antes de hacer el posgrado, tenía una mirada muy sesgada del Departamento Comercial. Después de hacer el MBA empecé a tener una visión integradora. Me di cuenta de que tenía que pensar en cómo afectaba lo que hacía a la organización en general. Eso fue lo más importante que me dio: la visión de la empresa como un todo. También, hubo otras cosas importantes: el MBA me enamoró de los Recursos Humanos. Por otro lado, asistir a la Universidad de Palermo nos permitió tener un network internacional. Estudié con personas de Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Alemania, Rusia, Estados Unidos. Coincidí con mucha gente de distintas latitudes y hoy en día somos un grupo muy unido. El MBA de la Universidad de Palermo es muy internacional y eso le da un valor extra, porque aprendés a trabajar con otras culturas. Uno de los rasgos que más se está buscando desde Recursos Humanos es justamente el ser un líder multicultural, saber respetar las diferencias. Esa universalidad hizo que para mí tenga un gran valor haber estudiado en la UP.

¿Qué consejo le darías a quienes van a iniciar sus estudios de posgrado?

Que le saquen todo el provecho posible a hacer networking mientras dura la experiencia, porque si lo hacen bien, van a tener a los profesores como referentes, y a los mejores alumnos como amigos y consultores siempre que necesiten ayuda. Les pueden aportar una mirada diferente de cómo hacer las cosas. Tal como me pasó a mí, otro consejo que les daría es que emprendan. Si bien trabajo desde el concepto de empleabilidad, creo que hay una etapa para cada cosa: hay un momento para ganar experiencia, y después para aquellos que les pique el bicho de emprender, es una muy buena experiencia.

Ver otras notas >