Alejandro Giordano, egresado de Periodismo Deportivo UP, cubrió los JJOO de la Juventud para ESPN

Alejandro Giordano, egresado de Periodismo Deportivo UP, cubrió los JJOO de la Juventud para ESPN

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

Formar parte de un equipo de trabajo como el de SportsCenter es similar a la experiencia que tiene un deportista al jugar en un club grande: hay mayores presiones y exigencias, pero recompensas y satisfacciones de igual o mayor tamaño. Estar pendiente de todo lo que acontece en materia deportiva, ir diariamente detrás de la noticia, de los hechos y protagonistas respetando el estilo ESPN y el reconocido formato del noticiero es un vértigo increíble y una responsabilidad importante. Una vez realizada la tarea, me llena de orgullo ver el contenido plasmado en las redes sociales o al aire en la televisión.

¿A qué te dedicás actualmente?

Hace un año que soy productor y periodista del noticiero deportivo SportsCenter de la señal televisiva ESPN. Cubro diariamente la actualidad nacional e internacional del deporte pero en estas últimas semanas estuve abocado a los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018. Fueron días intensos, de mucha actividad, pero también de grandes aprendizajes y emociones tremendas. Sin dudas fue una experiencia inolvidable que me marcará para siempre.

¿Qué es lo que más te gusta de tu posición actual o de tu profesión?

Luego de ocho años de experiencias laborales periodísticas variadas en contenido y formato (papel, radio, digital y televisión), siento que encontré mi lugar. Respecto a los Juegos Olímpicos de la Juventud, fue un desafío laboral que me hizo esforzar al máximo y, a la vez, me dejó enseñanzas y recuerdos de todo tipo. Aprendí muchísimo sobre distintas disciplinas con escasa difusión mediática pero que implican mayor preparación, concentración y conocimientos técnicos y reglamentarios que las más populares. Culturalmente fue sumamente enriquecedor conocer personas de tantos países, con idiomas diferentes e historias de vida tan distintas, aunque con puntos en común en lo relacionado al deporte, la pasión y el compromiso que genera ya sea en deportistas, entrenadores, periodistas u organizadores.

¿Qué es lo más importante que aprendiste en la Universidad?

La UP me otorgó valores periodísticos que me acompañan todos los días en mi trabajo como el compromiso total con la información junto a la capacidad de discernir entre discursos elaborados y hechos concretos. Los conceptos más específicos y técnicos del trabajo diario hasta las nociones teóricas más amplias quedaron grabadas a fuego en mi mente. Y si bien desde niño supe que quería ser periodista, la Universidad fue mi plataforma para crecer, formarme y despegar hacia el competitivo mundo de los medios de comunicación.

¿Hay alguna materia (o profesor) de la Universidad que te haya dejado alguna huella especial?

Uno de los motivos por los cuales elegí estudiar en la UP fue por su completísimo plan de estudios. Lo cierto es que cada materia y profesor te dejan una enseñanza o un nuevo concepto para aplicar en el campo profesional y también en el aspecto personal. Sería injusto mencionar a una sola persona únicamente, cuando profesores como Alejandro Di Giacomo, Rosaura Audi, Enrique Macaya Márquez, Marcelo Roffé, Osvaldo Príncipi, Pablo Viola, Mario Caira, Ricardo Rivas, Ary Gutman, César Rodríguez o Valeria Vera han aportado tanto en mi formación como periodista y ser humano.

¿Qué les dirías a los futuros graduados en Periodismo?

Jamás debe faltar la pasión y el compromiso con uno mismo, con la información y con la gente que consume los productos periodísticos que desarrollamos. En tiempos de modernidad líquida y falta de valores morales y sociales de toda índole, es fundamental ser respetuoso, serio, estar informado y saber informar anteponiendo la verdad y la realidad misma ante cualquier tipo de interés o presión económica, política y demás.

¿Cuáles son los principales desafíos en tu profesión?

Personalmente me encantaría seguir creciendo, afrontando nuevos desafíos profesionales y llevando adelante mi tarea periodística en todas partes del mundo. En cuanto a la profesión en sí, al igual que todo el sistema laboral, se encuentra en jaque a partir de los avances tecnológicos cada vez más precoces. Las plataformas cambian, las formas y preferencias de consumir información también, pero no debería ocurrir lo mismo con los valores en juego a la hora de ejercer esta exigente y a veces tan injustamente criticada profesión. Que sea inmediato no significa necesariamente que sea mejor, por eso creo que se debe apuntar a ser cada vez más eficientes y certeros con la información y el producto periodístico que se realiza.