Cecilia Albuixech, Licenciada de Relaciones Públicas UP, es Gerenta regional de comunicaciones en General Electric

Con una carrera de casi 20 años desarrollando estrategias de comunicación corporativa y marketing, Cecilia inició su camino profesional en DeRemate.com, que continuó en Edelman e IBM. Esas experiencias fueron la base para su trabajo en General Electric donde actualmente se desempeña como Responsable de Comunicaciones para México y CALA, región integrada por Argentina, Colombia, Panamá, Chile, Perú, Venezuela, Ecuador, Centro América y el Caribe.

¿Cómo fuiste construyendo tu carrera corporativa en GE?
Trabajo en GE hace más de once años y fui creciendo a medida que la empresa se desarrolló en Argentina. Si bien siempre fue una compañía grande, la estructura de negocios se fue modificando. En Argentina empezó a orientarse hacia las obras de infraestructura. También compró empresas de petróleo y gas, de energía renovable y tradicional, al tiempo que se desprendió de varios negocios. Esta reestructuración hizo que creciera muchísimo en la región. En el 2018, frente a una reorganización, pasé a trabajar en la industria del petróleo y el gas, con la adquisición de Baker Hughes, donde me desempeñé dos años; y en febrero de este año regresé a GE como Responsable de Comunicaciones para CALA y México.

¿Cuál es tu tarea como Gerenta de Comunicaciones para la región?
Mi rol se orienta a las comunicaciones trasversales, que atraviesan todos los sectores. Tiene que ver con transmitir la cultura de la compañía, el código de compliance e integridad; es decir, asegurarnos de que todos los colaboradores conocen la estrategia, la visión y misión de GE. A eso se suma el posicionamiento de los ejecutivos, las comunicaciones internas de los empleados hacia los líderes y de los líderes hacia los empleados. En términos de revenue, CALA es la segunda región más grande de América Latina, y Argentina es el tercer país más grande de la región. GE en ese tiempo migró su portfolio de productos y su impacto. En cualquier acción que realices, GE tiene un impacto en tu vida, y esas son las historias que queremos acercar.

¿Qué aspectos hay que tener en cuenta para armar una buena estrategia de comunicación interna?

Siempre resalto la importancia de generar confianza, que es clave al momento de comunicar y lograr que los públicos empaticen con el mensaje. Desde GE buscamos difundir historias personales, compartir internamente las experiencias de nuestros empleados, cómo vive cada uno su trabajo. Eso implica escuchar para poder dar respuestas.

¿Qué elementos son relevantes para planificar una comunicación externa exitosa?
Mi rol incluye la comunicación interna y la comunicación externa, con posicionamiento de mensajes en medios y redes sociales. En términos externos, siempre nos manejamos con una integridad inquebrantable. Somos un referente en la industria y es una responsabilidad muy grande. En ese caso, nuestro deber está en ser transparentes y dar información fidedigna, ya sea sobre nuestros proyectos, productos, o capacidades locales.

¿Cómo han evolucionado las empresas en materia de comunicación?
Empecé a trabajar en el 2001, con 20 años, y en aquel momento enviábamos las gacetillas por fax, no había redes sociales ni WhatsApp, era otra forma de comunicar. Nuestro trabajo cambió radicalmente: en la forma de llegar al lector, a los públicos que nos interesan, las estrategias para posicionar la marca, los mensajes que elegimos y la velocidad con la que se transmiten, inclusive el feedback. Pienso que es fundamental que seamos flexibles, tengamos constante apetito,  seamos hambrientos por innovar, estar actualizados, encontrar nuevas prácticas y formas de hacer las cosas.

¿Cuál es tu consejo para quienes aspiren a un puesto de liderazgo?
Le recomendaría que trabaje y aprenda todo lo posible de la gente que lo rodea, los proyectos que tenga a cargo y los que no también, que observe. Uno aprende mucho de las interacciones con otras personas, hace sus propias lecturas y lo capitaliza. La clave es hacer de la gente con la que trabajes, un grupo de pertenencia. Es importante mantener abiertas las vías de comunicación, ser transparentes y honestos. Ser amables, pero siempre dar feedback y estar disponible virtualmente. Las relaciones se basan en la confianza, la honestidad, el respeto y la comunicación.

¿Cómo fue tu experiencia de formación en la UP?
Disfruté cada año de la carrera, fue una experiencia espectacular. Me encantaron las materias, fueron muy desafiantes porque eran cuatrimestrales, con final oral y trabajos prácticos; y yo a partir del segundo año empecé a trabajar, entonces mi disponibilidad de tiempo era otra. Fueron largas noches de estudio, pero simplemente me encantó hacerla. Tengo excelentes recuerdos de la carrera, de los contenidos, de mis compañeros, del grupo humano. Fue un periodo muy exigente pero muy gratificante.

¿Qué recomendación te gustaría acercar a los estudiantes UP?
Les aconsejaría que trabajen después del segundo año, cuando ya conocen la dinámica de la carrera y el ritmo de los finales y los parciales. Pese a la demanda que eso significa, trabajar te da una visión más amplia, es como cerrar el círculo. Los conceptos teóricos que uno aprende y aplica en la carrera, se perciben de otra manera trabajando. Otra experiencia que creo que ayuda mucho cuando uno está estudiando es hacer un intercambio, si tienen la posibilidad. El país y el mundo están cada vez más globalizados, y hacer una experiencia afuera ayuda a ver el mundo desde otro lugar, abre la cabeza, las percepciones, es enriquecedor culturalmente.

¿Qué objetivos o metas tenés a futuro?
Tenemos un montón de proyectos: los 100 años de GE en Argentina. En el corto plazo, me gustaría seguir en este camino que retomé en febrero. Uno de los grandes beneficios de compañías como GE es que las oportunidades no se dan necesariamente en el espacio donde uno está. Si uno aprende a aprovecharlo, no hay límites, podés aprender y trabajar para cualquier región o país del mundo, área o negocio. Las oportunidades son infinitas, en tanto y en cuanto uno demuestre que tiene el interés y la capacidad, y ahí es donde radica el esfuerzo de todos los días.
 

Para conocer más sobre la Licenciatura en Relaciones Públicas UP, ingresé aquí.