Catalina Soso, Diseñadora gráfica UP, fundó su estudio y trabaja para Estados Unidos

“Si tuviera que poner tres adjetivos para describir mi profesión serían: libre, desafiante y cambiante. Y esto es justamente lo que más me gusta”, cuenta Catalina Soso, egresada de Diseño Gráfico UP, fundadora de Catalina Soso Design Studio y diseñadora a distancia para Lipo Ride, empresa de carpooling basada en Estados Unidos. Previamente, mientras cursaba sus estudios universitarios, Catalina comenzó su carrera profesional en Triveca, La Cápsula; y luego a nivel internacional en Design Pickle y GAZ Consulting. “En la UP adquirí herramientas y experiencias que me permitieron crecer personal y profesionalmente. Aprendí a valorar mi trabajo con argumentos muy válidos, a organizarme y conocer el diseño desde perspectivas diferentes”, destaca.

¿Qué significa para vos ser Diseñadora gráfica?

Ser diseñadora implica ser versátil, en todo sentido. La versatilidad es clave para poder entender y desarrollar cada proyecto. Cada marca es un mundo y el diseñador debe estar dentro de él, pensar como él y vibrar como él. No es tarea sencilla, porque hay que ir cambiando el “chip” de trabajo en trabajo, pero es una de las cosas más interesantes de esta profesión. Cada día es un desafío nuevo, es muy difícil aburrirse ya que cada proyecto es diferente, y por supuesto hay que adaptarse a ello.

“Ser diseñadora implica ser versátil, en todo sentido. Cada marca es un mundo y el diseñador debe estar dentro de él, pensar como él y vibrar como él”.
¿Cuál dirías que es tu sello personal?

Considero que mi sello personal se inclina por lo minimalista y sofisticado. Como mencioné anteriormente, uno se va a adaptando a cada proyecto, pero siempre tiendo por transmitir estas dos cosas en mis trabajos.

¿En qué momento decidiste lanzar tu propio estudio de diseño?

Mi estudio de diseño surge por la necesidad de querer mostrar lo que hago, cuando todavía estaba en la universidad y sólo buscaba que más gente conozca mi arte. Poco a poco se fue difundiendo y comencé a ganar clientes, primero conocidos, después por recomendación, y así se fue dando. La experiencia que un cliente tenga con uno es muy importante, esto te abre muchísimas puertas y te permite valorar cada vez más tu trabajo y crecer como diseñadora. Si bien yo manejo mi propio estudio, tengo colaboradores que dependiendo el proyecto trabajan conmigo; como fotógrafos, community managers, publicistas, copywriters, entre otros. Ellos enriquecen mucho mi trabajo y me encanta que muchos trabajos se realicen multidisciplinariamente, dándoles un enfoque 360.

¿Qué es lo más difícil a la hora de emprender?

“El mundo es de los valientes” dicen… y así es. No solo emprender no es fácil, sino también insertarse en el mundo laboral, hacer lo que uno quiere y poder vivir de eso. Requiere de mucho tiempo y paciencia, prueba y error, frustraciones pero también triunfos. Uno nunca sabe la clave del éxito, hay que ir persiguiéndolo firmemente, con perseverancia y sin miedo al fracaso. Es fácil decirlo pero claramente más difícil hacerlo, y creo que ahí está un poco el sentido, tener un objetivo pero ir disfrutando el camino. Todas las experiencias te van enriqueciendo y haciendo crecer, por lo menos en mi humilde opinión, eso es lo que creo.
“El mundo es de los valientes. Hay que perseguir firmemente el éxito, con perseverancia y sin miedo al fracaso. Todas las experiencias te van enriqueciendo y haciendo crecer”.
¿Cómo balanceás tu trabajo para Lipo Ride con el de tu estudio independiente?

Actualmente estoy trabajando en una empresa basada en Estados Unidos y a la par sigo desarrollando y haciendo crecer mi propio estudio. Es un trabajo de todos los días, a veces incluye los fines de semana, días festivos, o noches de insomnio. Dedicarse a las dos cosas a la vez no es fácil, pero realmente me gusta lo que hago y le pongo mucha voluntad para que así sea. A futuro me encantaría poder dedicarme full time a mi estudio, y ese es mi objetivo a mediano/corto plazo.

¿Para qué clientes trabajaste o trabajás actualmente en tu estudio?

En mi estudio trabajo para muchos clientes, distintos entre sí, de cualquier rubro. Desde emprendedores hasta empresas grandes, y marcas de moda hasta marcas de servicios médicos. Una experiencia muy linda que tuve fue cuando me convocaron para realizar contenido para las redes de la revista Elle, en la edición de Mayo junto a Lali Espósito. Tuve que ir al estudio fotográfico, donde se realizaba la sesión para tapa, filmar todo el material del back y entrevista a la artista, que luego edité para poder publicarlo digitalmente. Son experiencias únicas.
“Una experiencia muy linda que tuve fue cuando me convocaron para realizar contenido para las redes de la revista Elle, junto a Lali Espósito”
¿De qué forma comenzaste tu camino en el diseño?

Mi camino en el diseño comenzó a la par de la universidad. Empecé a realizar trabajos para gente conocida y tuve la oportunidad de hacer una pasantía en una agencia de publicidad en Rosario. Esa fue mi primera experiencia “formal” en esta profesión. Luego, al mudarme a Buenos Aires, tuve la excelente oportunidad de estar part time como diseñadora en un estudio de diseño y publicidad apuntado a la moda, que trabajaba con muchas marcas de renombre en Argentina. Fue otro año de sumo aprendizaje y crecimiento. A la par, seguía yendo a la universidad y tenía mis propios trabajos. A medida que fue pasando el tiempo, comencé a sumar una importante cartera de clientes y contactos, que me permiten trabajar freelance desde hace ya 6 años. Al finalizar la universidad, tuve otra experiencia full time en una empresa de diseño en Arizona, Estados Unidos, donde realizaba trabajo remoto desde Argentina. Hasta que finalmente llegué a la empresa donde me encuentro hoy en día, donde hago toda la comunicación visual.

¿Qué te aportó la Universidad de Palermo para tu desarrollo?

La Universidad de Palermo me permitió conocer profesionales con una trayectoria muy interesante que me aportaron herramientas y experiencias que me permitieron crecer personal y profesionalmente. Aprendí a defender mi trabajo con valores y argumentos muy válidos; a organizarme y desarrollarme como un profesional, y también a conocer el diseño desde muchas perspectivas diferentes.

¿Qué mensaje te gustaría compartir con los alumnos de Diseño?

Un consejo que puedo darle a diseñadores y futuros diseñadores es que se arriesguen, prueben, y sean curiosos. No se queden con una sola mirada u opinión, vayan por otras y también formen una propia. Busquen y busquen hasta encontrar su estilo, su metodología, su proceso creativo ideal. Estén en constante aprendizaje y conocimiento, absorban todo lo que ven. Viajen, porque viajar te abre mucho la cabeza, la perspectiva y la creatividad. Sean reales, hagan lo que les gusta. También sean versátiles, estén abiertos a nuevos desafíos y oportunidades. Y por último, tengan paciencia, que todo llega.