Tomás Castiglioni, alumno de Diseño Gráfico UP, realiza un intercambio en BAU, Centro Universitario de Diseño, en España

Tomás es estudiante de Diseño Gráfico y en el primer semestre de 2021 decidió hacer un intercambio en el exterior. Actualmente se encuentra cursando diferentes talleres y charlas en BAU, Centro Universitario de Diseño, en España. Desde allí cuenta su experiencia.

¿Cómo estás viviendo la experiencia del intercambio?

Quiero destacar la excelente predisposición del equipo de coordinación de intercambios de la UP, ayudándome en cada momento.Cursar parte de la carrera en otra institución, en otro país, es una experiencia única. Esa sensación de un día para el otro estar en otro país, solo, cursando materias en una universidad que no conocés, pero con muchas ganas de aprender, es increíble.

¿Qué destacarías de tu formación en la UP y en el intercambio?

Me siento muy cómodo en la universidad y en las clases; la Universidad de Palermo me dio una base excelente para poder seguir desarrollando mis habilidades en BAU y seguir aprendiendo. Otro aspecto que destaco de BAU es la modalidad de evaluación, muy parecido a lo que sucede en la Facultad de Diseño y Comunicación de la UP: evaluación a través de proyectos, aprendemos haciendo, convertimos la teoría en práctica.

¿Qué es lo que más disfrutás?

Este intercambio me dio la posibilidad deentablar vínculosnuevos que quedarán para toda la vida; conocí a otros alumnos de intercambio de muchas partes del mundo, a compañeros de clase muy comprometidos con su carrera y a docentes reconocidos a nivel internacional. También tuve la posibilidad de atender a diferentes talleres y charlas relacionadas con el diseño.

¿Por qué recomendarías la experiencia a otros estudiantes?

Pienso que todos deberían tener presente la posibilidad de hacer un intercambio. Aliento e incentivo a todos aquellos que estén interesados en vivir esta experiencia a que lo intenten, que el miedo o la incertidumbre no los retenga. Algo que aprendí cuando se me dio la oportunidad de estudiar en el exterior en este contexto de pandemia, es que nunca hay que perder las esperanzas.