Un trabajo de alumnas de la UP para el Barrio Ricciardelli

24/01/2021

Un trabajo de alumnas de la UP para el Barrio Ricciardelli

Las estudiantes de Arquitectura UP Malena Donadio y Martina Faramiñan Jarak recibieron una Mención en el Concurso Clarin SCA para Estudiantes por su proyecto.

El proyecto propone una alternativa sistémica para la urbanización de asentamientos precarios, al mismo tiempo que busca generar espacios públicos de calidad y comunitarios de conexión entre lo nuevo y lo viejo sin lesionar la identidad barrial. El objetivo es mejorar la calidad de vida de los habitantes del barrio teniendo en cuenta sus necesidades concretas y simbólicas.

El sistema se proyecta para reemplazar viviendas en la Manzana 1 del Barrio Padre Rodolfo Ricciardelli (ex 1-11-14, Bajo Flores, CABA) después de un proceso de esponjado. La propuesta permite construir 60 unidades habitacionales dispuestas en 12 módulos que varían en altura entre las tres y cuatro plantas altas. Los módulos generan patios de interacción social con las viviendas existentes.

Si bien el proyecto atiende a las condiciones particulares del Barrio Ricciardelli, como investigación proyectual su interés principal es el de generar un sistema que pueda ser aplicado en otras locaciones. El desarrollo busca ser una propuesta flexible, adaptable a cualquier entorno y a las necesidades cambiantes de las familias.

Para el caso particular del Barrio Ricciardelli se propone un esponjamiento del área que mejore la circulación peatonal creando un sucesión de espacios públicos transitables y manteniendo la identidad del conjunto. Las viviendas afectadas por la apertura de calles y patios se reemplazan por el nuevo sistema habitacional.

Los patios comunitarios que generan los nuevos módulos de viviendas funcionan como corazones de manzana, permitiendo la articulación de lo nuevo con lo existente, la inclusión de nuevos espacios verdes y el acceso a las viviendas y el tránsito entre módulos. Estos patios aportan ventilación cruzada en las unidades nuevas y mejoras de habitabilidad en las existentes.

Las plantas bajas de los módulos están preparadas para recibir distintos tipos de usos que podrían ser desde viviendas a locales comerciales, o equipamiento de tipo social como salas de primeros auxilios, comedores o centros vecinales.

El núcleo húmedo de cada módulo es la única pieza fija y está ubicado de modo tal que permite una completa adaptabilidad del perímetro a variadas configuraciones. El proyecto propone así distintas soluciones tipológicas que podrían implementarse partiendo del mismo esquema base.

Las terrazas funcionan como espacios verdes que se plantean accesibles y comunitarios, disponibles para cualquiera de los habitantes del conjunto.

La estructura a la vista en los módulos nuevos refiere al sistema constructivo más utilizado en el barrio (ladrillo hueco con la estructura a la vista). Se pretende, de este modo, mantener un diálogo morfológico armónico con el entorno inmediato y una integración desde el lenguaje arquitectónico. «

Virtual o presencial, este año se reciben

Después de un año de estudiar periodismo Malena Donadio se dio cuenta que no era para ella. “Ahí fue cuando la idea de hacer arquitectura volvió y, sin querer pensarlo mucho, me inscribí. Creo que no había pasado un mes de haber empezado y ya estaba fascinada con la carrera”, comparte, ahora, con el cuarto año de la carrera terminado. Promediando el 2020, sus profesores las alentaron a presentarse al concurso.

“Con mi compañera no estábamos muy seguras de estar a la altura pero pensamos también que no perdíamos nada con intentar”, cuenta agradecida. Con muchas videollamadas de por medio y pocas horas de sueño, pudieron llegar bien para la entrega. Su meta es terminar la carrera y seguir formándose después especialmente en teoría.

Martina Faramiñan Jarak cursó el año pasado desde su lugar de origen, Villa Gesell. “Elegí arquitectura entre diseño gráfico, diseño industrial, e ingeniería con muchas dudas, pero cuando arranqué a estudiarla, me encantó”, recuerda. Y sigue: ”En este proyecto, la temática a desarrollar era muy compleja y había que encontrar la sensibilidad que el sitio necesita, para poder ejecutar el diseño de las viviendas. Me parece que gracias al esfuerzo de todos la cursada resultó muy buena”. Sus planes son recibirse este año y trabajar para ganar experiencia y poder estudiar en el exterior.

Autoras. Malena Donadio y Martina Faramiñan Jarak Premio. 2° Mención Materia. Taller de Proyecto de Arquitectura 4, Universidad de Palermo Docentes. Juan Martín Flores y Miguel Jurado.

MJ

La nota fue escrita el 24/01/2021 por Clarín.com ARQ.
Fotografía: Clarín.com