La argentina que triunfó en Nueva York con su ropa de lluvia y ahora la usará para promover a artistas de Ituzaingó.

14/02/2021

La argentina que triunfó en Nueva York con su ropa de lluvia y ahora la usará para promover a artistas de Ituzaingó.

Marianela Balbi, diseñadora gráfica UP y creadora de Cuarto colorado, cuenta en Clarín sobre sus logros alcanzados.

"Fue todo un trabajo de resistencia y perseverancia hasta que pude mostrar lo que hacía". Con esa frase Marianela Balbi resume su camino, uno de resiliencia donde encontró su verdadera vocación: ayudar a otros a crear y mostrar sus propios diseños. Con esa idea, luego de llegar a los principales desfiles de moda del mundo con sus creaciones, ahora busca a artistas de Ituzaingó para co-crear con una línea de paraguas y así, promover lo que hacen.

Marianela es diseñadora gráfica, pero su amor por la moda- que descubrió a los 13 años cuando veía a su abuela coser sus vestidos- la hizo combinar ambas pasiones. Así nació su emprendimiento, que terminó haciendo furor en las pasarelas nacionales e internacionales.

Hace 12 años, se reconvirtió volcando sus conocimientos gráficos en productos textiles, dándoles su impronta. Así supo que la herramienta ideal para su objetivo era la impresión digital sobre tela. Pero la dificultad era que en el país no estaban las maquinas para hacerlo, No se detuvo. Comenzó a experimentar con el material que se usa para los carteles en la calle, y así comenzó a hacer el prototipo de un piloto para la lluvia.

“Las cosas de lluvia eran muy aburridas, muy monocromáticas y yo pensé que a eso le podía poner arte y color”, explica Marianela. Con ese plan en mente, combinó el diseño gráfico con el de indumentaria.

Así surgió 'Cuarto colorado', su local, con un nombre que surgió, también, de esa idea madre: “Cambiarle el color a los días grises”. Es un juego de palabras que involucran un espacio y un color, dos elementos claves para el diseño.

La vecina de Ituzaingó desarrolla los estampados como si fuesen un packaging. Combina distintos elementos a su gusto y cuando los imprime, con una máquina los cose y le da la forma. Así transforma un diseño plano, a uno con volumen y forma, listo para usar.

Segun sostiene, sus creaciones no serían posibles sin su mayor inspiración: el trabajo de emprendedores que a través de fotografías plasman su arte. Marianela encuentra imágenes con diseños que le gustan y se encarga de intervenirlos. Así es como para trabajar sus estampados se pone en contacto con los artistas y comienza el proceso de tomar distintos detalles de sus obras, que conservan la huella original pero de manera intervenida.

Cuarto Colorado se dio a conocer cuando se presentó en Puro Diseño, al tener gran aceptación por parte del público. Marianela se animó a exponer en otras ferias nacionales, confiando siempre en que sus prendas eran para pasarela, aunque no todos pensaron así desde un principio.

La diseñadora trabajó por años con la fundación ExportAr, donde seleccionaban a diseñadores para que representen al país en ferias y desfiles internacionales. Pero al momento de llegar a las pasarelas del mundo, muchos productores rechazaban la ropa de lluvia de la diseñadora de Ituzaingó porque no la veían como moda para ser presentada en un desfile.

"Fue triste que me cerraran las puertas, pero nunca me rendí con mis creaciones", rememora. Con ese impulso más presente que nunca, después de tres años de golpear puertas e insistir con que el arte tenía que ser visto por otros, Marianela recibió un llamado y llegó a presentarse en la Miami Fashion Week.

A partir de esto, su ropa de lluvia captó la atención de otros artistas y a través del equipo con el que trabajaba, la contactaron para el New York Fashion Week 2018, una de las semanas de la moda más importantes del mundo. Marianela apostó ahorros y sueños y se presentó en la pasarela junto con artistas emergentes, ante los ojos de los más destacados personajes de la moda internacional.

Marianela cuenta que en ese momento, en el saludo final sobre la pasarela, tuvo una revelación: "Sentí que eso no era el éxito para mi, me pregunté para qué existía la marca que creé y qué se perdería el mundo si no existiéramos ni ella, ni yo". La duda quedó rondándole en la cabeza por una año, hasta que encontró una respuesta: armar un emprendimiento de triple impacto.

Se trata de un mecanismo para encarar un proyecto, que se basa en definir qué impacto positivo se quiere generar, ya sea en el medio ambiente o en la sociedad. Así, Marianela relanzó su marca desde otro lugar, decidida a "empoderar" a pequeños artistas.

En este camino, no se olvidó de sus raíces y pensó en cómo darle el reconocimiento que merecen los artistas de Ituzaingó, el lugar en donde ella misma comenzó su proyecto. Se contactó con el Municipio y lanzaron la convocatoria para hacer una colección de paraguas con colaboraciones de artistas locales.

La convocatoria -que fue todo un éxito- recibió solicitudes hasta el 31 de enero. La próxima etapa será seleccionar entre todas las obras que se presentaron y después se hacer entrevistas para conocer a los creadores. Finalmente la idea es co-crear con una cápsula que tenga una huella de su ciudad natal.

Esta nota fue publicada el 14/02/2021 en el Diario Clarín, por Jazmín Sebo, redactora, alumna de 4to año de la Lic. en Periodismo UP.
Fotografía: Diario Clarín.