Los

27/06/2019

Los "artistas" con inteligencia artificial, ¿cada vez más cerca de la Argentina?

¿Puede la Inteligencia Artificial crear un artista? La pregunta ya parece vieja, semanas después de que se presentara en Oxford el primer "robot artista"del mundo", y a meses de que la primera obra de arte creada por Inteligenica Artificial (IA) ofrecida en una subasta se vendiera por casi medio millón de dólares.

"Yo creo que sí", responde Alfio Demestre en Colección Fortabat, en la tercera edición de Diderot Art.Tech, junto al robot que creó para realizar sus obras de arte más recientes. Mientras un brazo mecánico dibuja formas geométricas con un lápiz sobre un papel montado en una base giratoria, este joven especializado en el cruce entre arte y tecnología recuerda que ciertas herramientas que revolucionaron nuestra realidad parecían imposibles hace pocas décadas.

"Hay autores que han escrito sobre la fantasía de que la Inteligencia Artificial se vuelva biológica, de que pueda asimilar los campos energéticos. Son especulaciones divertidas, pero las computadoras están en pañales a la hora de desarrollar la intuición. Aunque todo avanza muy rápido. Nadie esperaba que el zapatófono se convirtiera en el futuro, y no pasó mucho tiempo hasta que el celular transformó la sociedad contemporánea", agrega el artista, fanático de la ciencia ficción, en referencia al zapato/teléfono que usaba el Superagente 86 en la popular serie de la década de 1960.

Y recuerda que algo similar ocurre desde hace tiempo en el campo de la música: en 1998 se creó la banda virtual de rock alternativo Gorillaz, conformada por cuatro personajes ficticios de dibujos animados, que incluso dan recitales.

"Hay quienes dudan si la música de Gorillaz está hecha por músicos reales o si es también creada por computadora", señala este integrante de Oligatega Numeric -junto con Mariano Giraud, Maximiliano Bellmann y Mateo Amaral-, grupo que da clases en la carrera de Arte Multimedial de la Universidad de Palermo y ya hace dos años exhibió en el Centro Cultural Recoleta obras realizada con IA.

"En otros países, el arte y la tecnología están más integrados. Por un tema de costos, acá todo llega seis meses más tarde. Y esa es una brecha enorme en el camino tecnológico", agrega, rodeado por obras creadas con herramientas digitales por 25 artistas.

"La tecnología expande los límites" es el título de la tercera edición de Diderot Art.Tech, que reúne videoinstalaciones, arte digital y piezas creadas con realidad virtual o asistencia robótica.

Junto al "robot dibujante" de Demestre, son especialmente innovadoras las creaciones de Giraud con realidad virtual y los filtros desarrollados para redes sociales por Martin Borini ( @ailaviu), inspirados en trabajos del artista Sergio Andresi que representan el imaginario colectivo del "arte villero".

También llama la atención el "arte emojional" de Mercedes Moréteau ( @theemojional), una suerte de Giuseppe Arcimboldo millennial que apela a los emojis para componer sus collages.

"Es necesario perderle el miedo a la amenaza a la libertad", observa Demestre, que también trabaja desarrollando proyectos de programación y robótica en el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación. "Usamos la Inteligencia Artificial todos los días, cuando buscamos algo en Google por ejemplo -agrega-. No hay un robot como Terminator, que haga de todo. Un robot que opera un ojo no arregla un auto, son tecnologías aplicadas a necesidades específicas."

"Esta una forma de acercar a la gente nuevas tendencias en la producción, comercialización y difusión artística. Y de mostrar que no hace falta ser un gran coleccionista para acceder a una obra de arte", dice Lucrecia Cornejo, directora de la plataforma online Diderot .

Interés parece haber de sobra: cientos de personas colmaron la sala anoche en la presentación para invitados especiales, auspiciada por American Express y Samsung, y ya se agotaron los cupos para asistir a la muestra que termina hoy. Para participar en forma gratuita de la próxima edición hay que inscribirse en el newsletter de www.diderot.art.

Nota publicada en La Nación el 27/06/19, por Celina Chatruc.
Foto: La Nación.