Candela Santos:

11/06/19

Candela Santos: "Lograr una identidad siempre es lo más difícil"

Candela Santos, diseñadora de Paula Cahen d Anvers, la marca de la corona bordada, que refrescó la propuesta del mercado y representó una nueva forma de ser elegante.

Una corona bordada sobre una remera blanca representó una nueva forma de ser elegante. Era 1994 cuando Paula Cahen d' Anvers se presentó en el mercado y refrescó la idea del vestuario de las jóvenes: sastrería moderna compuesta por chaqueta, pantalón y una remera lista para usar a toda hora. Así ordenó los nuevos básicos de moda en la época en que las marcas de diseño comenzaban a asomar. La diseñadora Candela Santos, egresada de la Universidad de Palermo, es la actual gerente de producto de esta marca que, 25 años después y con varios cambios internos, se mantiene vigente con su estética minimalista y un repertorio de básicos clásicos que se consigue en todo el país.

-¿Cuál es el diferencial de una firma que se hizo fuerte con los nuevos básicos?

-El diferencial es la calidad en la materia prima, la confección y la terminación. Y por eso el objetivo es mantener la calidad en el producto a través de los años; la idea es que te compres una prenda y que te dure temporada tras temporada.

-¿Cómo se elabora la identidad de una marca masiva?

-A través de un elemento fuerte: la corona. Lograr una identidad siempre es lo más difícil, pero la nuestra es muy clara. Es una marca exclusiva, de excelente calidad, con estilo y elegancia, y su logo transmite todos estos valores.

-¿Cómo cambiaron las prendas a través de los años?

-Al ser una firma clásica, algunas siluetas o tipologías se mantienen a través de las temporadas. Nuestras clientas ya saben que siempre van a encontrar ciertas prendas que no se consiguen en otras marcas.

-¿Cuáles?

-Algunas de las tipologías que permanecen son la joggineta de rústico tejida, el buzo canguro, la remera básica de 100% algodón Pima peruano, la camisa de poplin blanca de calce impecable, el traje sastre de pantalón, el clásico trench, la camisa de jean celeste, el vestido largo de algodón. Con ellas no necesariamente se termina uniformando sino que con estilo se puede crear un look actual, minimalista, elegante.

-La era digital diversifica las herramientas de difusión. ¿Cómo dan a conocer su propuesta de diseño?

-El eje de la comunicación de cada colección se da a partir de la campaña, que transmite el concepto de la marca para la temporada. Luego, el lookbook nos ayuda a explayarnos en las distintas tendencias y sus modos de uso. Hoy hay múltiples maneras de comunicar, las tradicionales y las que se van agregando con los cambios tecnológicos. Todo suma.

-¿Cómo manejan los nuevos formatos digitales?

-La comunicación cambió y seguirá cambiando cada vez más. Las marcas deben adaptarse para no quedar obsoletas y perder seguidores. Los formatos digitales han desplazado a los modelos tradicionales de comunicación. Y hoy son los que mandan. Para Paula es muy importante aggiornarse, estar informado, ver qué están haciendo las marcas de afuera y la competencia y siempre generar contenidos nuevos, encontrando la mejor manera de comunicarlos. Sorprender. Y hablar el mismo idioma que la mayoría.

-Las temporadas se van desdibujando y parecen de entretiempo, ¿se toma en cuenta al diseñar la colección?

-Sí, pero un distintivo para marcar la temporalidad es la paleta. En Paula predomina lo monocromático, que es adaptable a cualquier temporada además los toques propios del verano y del invierno. Nosotros no hacemos una colección de entretiempo, pero sí tenemos en cuenta el factor climático, que es una realidad. En una colección hay prendas que son estrictamente de cada temporada. Reúne mayoritariamente los básicos de siempre, que se van transformando y ajustando año tras año, con piezas trendies y algunos ítems aspiracionales.

-Con la globalización e inmediatez de la información de lo que pasa en la moda, ¿cómo trabajan las tendencias?

-De todas las tendencias tomamos algunas y las adaptamos al mundo Paula, porque es una marca con un estilo propio. Pocas veces incorporamos una tendencia de manera literal. Los valores de la firma siempre se ponderan por sobre lo que está de moda, con un ADN claro y marcado, que siempre intentamos mantener al momento de diseñar.

Nota publicada en La Nación, el 11/06/2019, por redacción. 
Fotos: Julia Gutiérrez (La Nación).