Martina Gusmán:

08/02/2022

Martina Gusmán: "Mis personajes me inspiraron tanto que decido hacer algo desde lo social pero en la vida real"

La actriz cuenta los entretelones de la nueva temporada de El Marginal, mientras repasa cuánto influyeron las historias que interpretó en la ficción para estudiar la Licenciatura de Psicología en la UP.

Decir que la realidad supera a la ficción es uno de los clichés que más (me) gustan, porque es de esas frases instaladas en la memoria social que nos garantizan que siempre nuestro mundo -aunque llevado a extremos, representado para interpelarnos o hasta idealizado para evadirnos de muchas realidades- sirve de inspiración.

Giro sobre esta idea, mientras trazo la sutil pero distintiva conexión -como una línea imaginaria, o un hilo que no necesariamente es rojo- que une a varios personajes que interpretó Martina Gusmán, así en el cine como en series.

Es que cuán significativo es que "Leonera" (2008, dirigida por su marido, el director Pablo Trapero) -que le permitió explorar un punto íntimo sobre la realidad de los penales de mujeres, interpretando a una interna- haya sido su debut como protagonista en la pantalla grande; mientras que desde el 2016 siga formando parte del elenco principal de "El Marginal", habiendo trabajado en todas sus temporadas, hasta estrenar en enero la cuarta y anteúltima entrega. Principio pero no fin.

Si en la primera película, su personaje, Julia Zárate, es una joven acusada y condenada por el asesinato de su pareja, que transita la maternidad rejas adentro. En la serie creada y producida por Sebastián Ortega, es la Licenciada en Asistencia Social, Emma Molinari. Pero en ambas, la Martina actriz, protagonista y productora grabó en los pasillos que fueron y son centros penitenciarios reales: "Leonera" se rodó en el penal de Olmos, el de Los Hornos, el de San Isidro y en el de mujeres de San Martín; y "El Marginal" (1, 2 y 3) en la ex cárcel de Caseros.

Hija de la socióloga Marisa Urruti y del director teatral, Jorge Gusmán, Martina ejerce y oscila entre ambos mundos, que por supuesto no excluyen otros.

En la ficción fue médica en "Carancho" (Trapero, 2010); asistente social en barrios de emergencia en "Elefante Blanco" (Trapero, 2012); psicóloga en "El mundo de Mateo" (Mariano Hueter, 2019 - 2021, Flow); y ex bailarina de pole dance que es engañada en un club de trabajadoras sexuales en la serie española para Netflix, "El inocente", rol similar al que encarna en "El año de la furia" (Rafael Russo, 2020), film sobre la última dictadura en Uruguay, que en cierta forma le toca de cerca por la historia de su madre y padre, quienes militaron como montoneros.

En la vida, además del Arte Combinado, y fundar junto a su compañero y pareja, la productora Matanza Cine, se recibió como Licenciada en Psicología en diciembre de 2019, en la Universidad de Palermo. Es, también, coordinadora en la Fundación Sí, de la residencia de la zona de Corrientes; cursa un máster en Gestalt, y se encuentra en Colombia grabando una serie para Apple TV, de la que no puede dar detalles pero donde interpretará a una argentina exiliada. Es que a veces -y este es su caso- el arte viene con vocación de servicio.

¿Cuánto te inspiraron tus personajes para estudiar Psicología? ¿y cuánto te interpela la realidad de las cárceles en el país?

Me inspiraron los personajes mucho, mucho. Incluso después de mi experiencia con 'Leonera', que estuve un año entrevistándome con mujeres detenidas, es que decido empezar a estudiar Psicología, a hacer algo desde lo social pero en la vida real. Por lo tanto, la verdad es que un montón.

Obviamente 'El Marginal' es una ficción, no un documental, pero sí hay una inspiración que tiene que ver con una realidad que es muy cruda y muy difícil de transitar. Es difícil ponerle el cuerpo a estas situaciones, para mi personaje por supuesto también lo fue.

Lo distintivo de esta temporada es que Emma deja un poco el uniforme de trabajadora social para ponerse un poco el más personal y empezar a ver qué le pasa siendo la pareja de un recluso. Hay una cuestión ahí que me parece que le da otro vuelco de mayor humanidad al personaje que me pareció súper interesante de transitar.

***

Si la primera temporada, Martina aborda con Emma la dicotomía entre ser una asistente social que trabaja para reinsertar a los internos y comenzar a involucrarse afectivamente con uno de ellos; en la segunda y tercera temporada, el trabajo fue inverso por tratarse de precuelas: volver a ver los primeros episodios pero para contar la llegada del personaje al penal de San Onofre, y con ello componer a la licenciada desde un pasado no explorado que la definiría para llegar a ser quién es en la primera parte. ¿Y en la cuarta?

El Episodio 1 arranca con una secuencia de acción que le pide adrenalina a su personaje. Dispuesta a ayudar a su pareja, Miguel Palacios/Pastor (Juan Minujín) ya fugado de San Onofre, intenta cruzar la frontera a Brasil con la hija de ambos, Mica, y Lucas -hijo del ex policía condenado- pero él es detenido a mitad de camino, y así la historia vuelve a empezar.

• "El Marginal 4" arrancó fuertísima al punto de preguntarnos cuánto es capaz de aguantar un ser humano, así se sintió de este lado, ¿pero cómo la sentiste vos?

Para mí fue un placer enorme, la verdad la pasé súper. Obviamente es una temporada que viene con todo, con mucha acción, muchas cosas de la temporada 1 que habían quedado ahí, al ser la 2 y la 3 una precuela, ahora se empiezan a cerrar historias, a comprender más situaciones.

Es una mega producción, pasa de todo. La verdad es que está espectacular. Es mucha adrenalina filmarla. Reencontrarme con Juan fue espectacular. Tuvimos escenas súper lindas Fue un placer desde el día 1 hasta el último de rodaje, y pienso que es a ser una bomba. Hay que verla.

***

Durante la primera temporada, el embarazo de Emma coincidió con el de Martina, que esperaba -junto a Pablo- la llegada de Lucero, su segunda hija después de Mateo. Así -como también pasó con "Leonera"- ficción y realidad se vuelven a desdibujar una vez más.

La maternidad, es a su vez una de las líneas de esta cuarta temporada. Emma, intenta mantener un hogar, con las dificultades que eso le conlleva, y a su vez, temiendo repetir sus propios patrones familiares: así como su madre las crió con su padre preso a ella y a su hermana, la historia se le repite con Miguel tras las rejas, incluso con un detalle que ignora, que le responderá preguntas de su pasado.

Repasando este proceso personal y con una mirada clara sobre sus próximos proyectos, busco preguntarle a la Martina actriz qué imagen se lleva del camino marginal, que continuará en una quinta temporada, y que a su vez dejó abierto el final de su personaje, quien * spoiler * fue apuñalada en un nuevo intento de fuga con Miguel.

• "El Marginal" fue un proyecto que te acompañó durante más de seis años. Si tuvieras que definirlo con una escena o un recuerdo, ¿cuál sería?

Para mí cuando decís la cantidad de años pienso en mi hija, en Lucero. Yo estaba embarazada en la primera temporada, por lo que para mí indefectiblemente el paso del tiempo de 'El Marginal' es como voy viendo el crecimiento de mi hija. Es súper fuerte.

Me voy acordando cositas puntuales de mi embarazo en la uno, en la 2 cuánto tenía Lucero, y así en la 3, me parece que cada temporada tuvo su cuestión distintiva. Y en esta el reencuentro con Juan: obvio.

Martina Gusmán. Actriz, activista, psicóloga, madre. Viene de estrenar la temporada 4 de "El Marginal" y preprara la 5. Mientras reparte el tiempo entre Buenos Aires, Barcelona (donde también reside) y ahora Colombia, camino a estrenar una nueva serie disponible por streaming. Le pone el cuerpo a causas sociales, delante y detrás de la pantalla. Motor de que el arte sirva para representar y llegar a múltiples realidades.

Nota publicada en Filo.news el 08/02/2022 por la periodista Antonella Morello. Foto: Netflix.