Avanza un proyecto de satélites argentinos con apoyo estatal

09/03/2022

Avanza un proyecto de satélites argentinos con apoyo estatal

La iniciativa que impulsa la Facultad de Ingeniería UP junto a Copitec e instituciones públicas y privadas avanza con su primera fase: la construcción de su primer satélite.

Un proyecto argentino que articula a la academia, al sector público y al privado avanza con la construcción de su primer satélite, que estaría en el espacio antes del año 2024.

Según informaron a iProfesional desde el Consejo Profesional de Ingeniería de Telecomunicaciones, Electrónica y Computación (Copitec), consta de dos etapas, una experimental y otra, comercial.

La inversión inicial fue aportada por el Ministerio de la Producción a través de un Aporte No Reembolsable (ANR)

El proyecto para la construcción de una constelación de satélites de telecomunicaciones geoestacionarios de órbita baja (LEO, sigla en inglés por Low Earth Orbit) es impulsado por el Copitec y su fundación, Fundetec, junto a la Universidad de Palermo y otras 17 instituciones universitarias, y otras provenientes de áreas científicas y tecnológicas nacionales.

Un laboratorio espacial

Se encuentran ya definidos los responsables de trabajar en las distintas áreas para que la primera fase de esta iniciativa se concrete a finales de 2022 o principios de 2023, cuando se ponga en marcha el Laboratorio Espacial Satelital cuyo lanzador se determinará próximamente.

El proyecto, surgido en el seno de la Comisión de Asuntos Satelitales del Copitec en mayo, comenzó a tomar forma concreta cuando el Ministerio de la Producción recibió y dio el aval a la propuesta a través de la extensión de un ANR por $36 millones.

De ese monto, $18 millones de los cuales fueron otorgados a la Fundación Universidad de Palermo.

Un centenar de satélites

El proyecto en fase 2 contempla la construcción de una constelación estimada en aproximadamente 100 satélites de telecomunicaciones CubeSats que brindarán servicios para la Internet de las cosas (IoT, sigla en inglés) en sus dos versiones, para redes inalámbricas móviles de cuarta y quinta generación (4G y 5G); y abierta, para los sistemas LoRA y Sigfox.

La primera etapa, la del Laboratorio Espacial, se encara con el objetivo de tener listo el prototipo en octubre, con sus ensayos ya realizados.

Durante esta fase, la intención es que las universidades y el sistema científico y tecnológico de la Argentina indaguen y hagan experimentación en campo sobre conectividad IoT aplicada a las dos modalidades existentes para el aprovechamiento de esta tecnología. Es decir, que realicen una experiencia directa en el espacio y desarrollen conocimiento.

Para ello, se prevé que, entre finales de 2022 y principios de 2023 se ponga en órbita el primer satélite CubeSat, orientado a este objetivo.

Participación pública y privada y de la academia

Es la razón por la que el proyecto del Copitec, liderado por la Fundación para el Desarrollo de las Telecomunicaciones, la Electrónica y la Computación (Fundetec), es articulado con participación del sector público y del privado.

También cuenta con la participación de diversas universidades como la de Palermo (UP), Austral (UA), Nacional de Moreno (UNM), de Río Negro (UNRN), Nacional de Avellaneda (Undav), Autónoma de Entre Ríos (UADER) a través de la Facultad de Ciencia y Tecnología, de la Defensa Nacional (Undef), y las regionales de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de la Regional Neuquén, y Buenos Aires.

A este conglomerado académico se suman, además, el Instituto Civil de Tecnología Espacial (ICTE), LIA Aerospace, el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (Citedef), TLON Space, Aeropac y la Federación de Cooperativas del Sur (Fecosur).

Satélites para la Internet de las cosas

La segunda etapa será la del lanzamiento comercial del proyecto, previsto para 2024. Para ese entonces, la perspectiva es que se lancen 100 satélites de telecomunicaciones CubeSats para IoT en sus dos variantes.

El Copitec ya trabaja en los "drafts" para definir las especificaciones técnicas y buscar, a partir de ello, a los proveedores de equipamiento.

A diferencia de las actuales constelaciones LEO que ya brindan servicios en el mundo y que operan, principalmente, sobre la órbita ecuatorial, la del Copitec lo hará en una órbita cercana a la circunspolar, sobre los 85 grados aproximadamente, lo que le permitirá brindar servicios a todo el continente americano.

Crecimiento del sector satelital

El trabajo encarado por el Copitec con las universidades, el sector privado y el sistema científico y tecnológico, permitirán expandir el posicionamiento internacional de la Argentina en materia satelital, en un tiempo donde esta industria experimenta un resurgimiento de la mano de pequeños vehículos, como no sucedía desde hacía décadas.

El Copitec es un ente jurídico creado por el Estado nacional a través del decreto ley 6070/58 (Ley 14.467) a cargo de la regulación y el cumplimiento de las normas sobre el ejercicio de la ingeniería en materia de telecomunicaciones e informática, y de la radiodifusión.

Se ocupa de mantener actualizada la matrícula y velar por el cumplimiento de las leyes aplicables a la profesionalidad de los matriculados, además de estudiar el alcance de los títulos. También participa en la aplicación de los sistemas sancionatorios establecidos en la ley y sus reglamentaciones derivadas vinculadas con el ejercicio y la ética profesional.

La Fundetec es una entidad sin fines de lucro que trabaja para el desarrollo de estas áreas y contribuir en un área estratégica de la Argentina para generar oportunidades laborales de alta calificación. Busca la vinculación con los ecosistemas científicos y tecnológicos del país, además de articular acciones que permitan relacionarse con el sector público y el privado para desarrollar e impulsar tecnologías fomenten el desarrollo de la ingeniería y de la sociedad.

Fuente: Publicado el 09/03/2022 por el periodista Cesar Dergarabedian en IProfesional.
Foto: IProfesional.