Josefina Méndez Elizalde, es Senior Graphic Designer de Brooks Brothers en Nueva York

Al recibirse de Diseñadora Textil y de Indumentaria en UP, Josefina Méndez Elizalde partió rumbo a Brasil, donde había realizado un semestre de intercambio: “En ese intercambio conocí muchas personas, profesores y compañeras; entonces cuando terminé la carrera decidí irme, comencé a trabajar y descubrí este nuevo camino relacionado con la producción de moda”. Radicada en San Pablo trabajó para Disney Channel y tras seis años partió a Nueva York, donde actualmente trabaja como estilista y Senior Graphic Designer en la prestigiosa marca Brooks Brothers. “La UP me dio disciplina y me enseñó el proceso de creación, desde la idea hasta la pieza terminada, algo que nunca olvidé”, destaca y recomienda a los estudiantes: “No tengan miedo, prueben y anímense a todo que el día de mañana van a poder mirar para atrás y sorprenderse de su crecimiento”.

¿Cómo comenzaste tu camino como diseñadora, productora y estilista?

Empecé hace muchos años. Luego de terminar la carrera me fui a vivir a San Pablo, Brasil, donde trabajé 6 años como asistente de estilistas. De repente terminé trabajando en Disney Channel haciendo una serie para todo Latinoamérica y otra en portugués para Brasil. Trabajé con actores como Eva De Dominici, Jorge Blanco, Nicole Luis, muchos de Chiquititas... A la vez empecé con mi propia marca de bikinis. Nunca me cierro a una sola cosa, voy probando nuevas e implementando diseño, fotografía, producción... Siempre me gustó mezclar todas las áreas.Luego me vine a Nueva York, y ya hace otros 6 años que estoy acá. Cuando llegué empecé a trabajar como asistente de estilistas, pero quería más. Me puse a estudiar Diseño Gráfico y empecé a trabajar en una agencia de modelos, en dónde yo hacía estilismo y toda la parte gráfica. Se me abrieron muchísimos caminos para trabajar en revistas reconocidas como Harper's Bazaar, L'Officiel, Vogue, W Magazine, entre otras. Conseguí sponsors, tuve una agencia, fue el comienzo de una nueva vida.

“Nunca me cierro a una sola cosa, voy probando nuevas e implementando diseño, fotografía, producción... Siempre me gustó mezclar todas las áreas”.
¿Cómo tomaste la decisión de irte a vivir a Brasil?

Había realizado un intercambio de seis meses en FAAP cuando cursaba la carrera en la UP, donde conocí muchas personas. De forma inteligente, elegí cursar todas las materias electivas allá. Como no hablaba portugués, hice diseño de zapatos, de accesorios, serigrafía, todo lo relacionado con creación. Me relacioné con un montón de profesores y amigas que eran alumnas. Una de ellas me pasó el contacto de dos estilistas que trabajan para Disney, y con ellas empecé a hacer producciones para revistas y a vestir famosos brasileños. Fue un camino increíble.

¿Qué fue lo más importante que aprendiste de esas primeras experiencias?

Cuando comencé, trabajaba para dos jefas que tenían un estudio grande. Me llamaban, por ejemplo, para pedirme que le arme la valija a un músico que hoy es famoso en Brasil. Preparaba los looks para sus viajes y shows. Irme a Brasil me obligó a salir de mi zona de confort, agradezco esas experiencias porque me pusieron en eje.
“Irme a trabajar a Brasil fue un golpe de realidad, me obligó a salir de mi zona de confort, agradezco esas experiencias difíciles porque me pusieron en eje”.
¿Cómo es vivir en Nueva York?

Vivir acá es muy intenso, pero una vez que te acostumbrás es una ciudad maravillosa. Si uno realmente quiere, lucha y tiene metas, se consigue. Lo bueno de vivir en Nueva York es que hay gente de todo el mundo y todos tienen una visión diferente. El intercambio cultural es lo que más me gusta, conocer gente nueva. Estás en la meca de la moda y el diseño, hay museos por todos lados, caminás por la calle y encontrás inspiraciones. Yo vivo en Brooklyn y está lleno de grafitis, veo colores y se me ocurren ideas para mezclarlos. Por eso para mí es tan importante el diseño gráfico, el de indumentaria y las producciones de estilismo, porque se me ocurren looks a partir de letras, de colores, todo está relacionado.

¿Qué consejo les darías a estudiantes que quieran trabajar en el extranjero?

En primer lugar, que no tengan miedo. Lo segundo es arriesgarse, porque el que no arriesga no gana y si es realmente lo que uno quiere, tiene que probarlo. Y por último, es muy difícil el camino porque uno quiere muchas cosas y no tiene los contactos, ni el idioma, ni está la familia; pero en lo laboral responde, tiene sus frutos. El día de mañana vas a poder mirar para atrás y sorprenderte de tu crecimiento.

¿Cómo es tu trabajo actual en Brooks Brothers?

Estoy muy contenta con lo que estoy haciendo en este momento porque puedo mezclar mi pasión por el estilismo con el diseño gráfico, jugar con los dos. Me da la oportunidad de ser una directora creativa y poder involucrarme en varios proyectos. Me encargo de lo que es social ads (advertisement) y también de las campañas de moda, de organizar, de elegir modelos, seleccionar lo que va a salir de las colecciones para las producciones.

¿Cuáles fueron los trabajos más importantes de tu carrera?

Participé en una tapa de Harper's Bazaar, que para mí fue un auge, fue espectacular. También de Architectural Digest, una revista que me encanta, en la que fue tapa Sofía Sánchez de Betak, una It girl de Argentina. Trabajé con Martina Arcucci quien también es egresada de Producción de Moda de la UP, y de la mano con ella crecí mucho. Después hice campañas para Lee Jeans en Argentina, para ITA Bikinis. Hice otras producciones para Harper’sBazaar y también para L'Officiel.
“La UP me dio disciplina y me enseñó el proceso de creación desde cero, algo que nunca olvidé y que es fundamental”.
¿Qué herramientas te aportó la UP para tu crecimiento profesional?

La UP me dio muchas cosas: primero la disciplina, cumplir con entregas y proyectos. Me hizo respetar horarios y tener como un ‘cliente’ al que presentarle los trabajos. También me enseñó el proceso de creación. Porque si bien uno crece y gana experiencia trabajando, el proceso de creación, desde cero hasta la pieza, fue algo que aprendí en la UP y nunca me lo olvidé. Tanto para Diseño de Indumentaria, estilismo o Diseño Gráfico, empezar con una idea y llevarla a cabo es fundamental.

¿Qué recomendación les darías a los estudiantes de diseño?

Que se animen a todo, no hay que tener vergüenza, menos en este rubro. Créansela, golpeen puertas. A mí me pasó, y me sigue pasando, que me las cierren en la cara. Pero hay algunas que se abren y esas te van a hacer sentir inmensamente grande, porque lo lograste vos mismo.