Patricia Badias Chiba egresó de Relaciones Públicas UP y trabaja como project manager en París

Patricia Badias Chiba estudió la carrera de Relaciones Públicas en la Universidad de Palermo y, unos años antes de graduarse, realizó un intercambio universitario en Japón que marcó su vida profesional y personal para siempre: “Toda mi vida cambió gracias a un intercambio internacional con la universidad”, subraya. Hoy radicada en París se desempeña como project manager en una compañia de e-learning, donde -según cuenta- aplica todo lo que aprendió durante su formación académica en la UP: “Lo que me cambió mucho y me doy cuenta hasta el día de hoy es que la carrera de Relaciones Públicas tenía mucho de diseño gráfico, marketing. Eso me dio una diferencia con otras personas que estudiaron en París, en donde el currículum de las carreras es únicamente orientado al 'análisis' pero mucho menos a la manera en que estos se presentan”.

¿En qué consiste la posición de project manager?

Trabajo para CrossKnowledge, que es una empresa especialista en e-learning, es decir todo lo que es capacitación profesional a distancia otras empresas y también para el ámbito público. Mi puesto de project manager centraliza y acompaña al cliente desde la expresión de los objetivos pedagógicos, pasa por lanzamiento del "producto" y estudia el impacto, en un ciclo de mejora continua. Soy como una directora de orquesta. Es decir, voy a ver al cliente, tomo su necesidad, voy a hablar con los expertos en que hace la pedagogía, la informática, con el área comercial, quienes hacen la administración de la plataforma y, una vez que lanzamos el programa, tratamos de analizar toda la información que tenemos y nos anticipamos a los problemas que pueden surgir. Mi rol sería de acompañamiento al principio y después de análisis y consejos al cliente.

¿Cuáles considerás que hayan sido tus mayores logros y desafíos en tu trabajo?

El desafío es primero poder entender las razones que llevan a un cliente a pedirte algo, entender qué necesita. Para eso hay que saber escuchar lo que dice pero también lo que no dice. Es un desafío anticiparse al problema del cliente y, para ello, es importante escucharlo, aconsejarlo y reformular su problema. Por otro lado, siendo extranjera siento que tengo una mayor apertura de espíritu y de visión. Eso te ayuda a comunicarte con otras personas y a tener otra adaptación porque ofrecés formas distintas de ver las cosas.

¿Qué sentís que te aportó la universidad?

Bueno, toda mi vida cambió cuando empecé un intercambio internacional con la universidad. Así que es súper interesante poder decirles a los alumnos que aprovechen eso que brinda la universidad porque no todas las instituciones lo ofrecen. Para contarte cómo fue lo mío: me propusieron irme a Japón porque a mí me interesaba. Me ayudaron a hacer la candidatura, mandé todo y me fui. Estuve en Tokio en la Universidad de Soka. Estudié allá y cuando volví hice mi tesis. Después con mi título me vine por una cuestión personal a vivir a París. 

¿Qué consejos podés dar a los alumnos de UP?

Que aprovechen los intercambios. Por otro lado, cuando yo estaba en la universidad también me ofrecieron cursos electivos, entre los que podés cursar materias de tu carrera y de otras carreras también. Pude hacer cursos que me aportaron un montón, como el de estadísticas. Hay que saber orientar tu carrera y aprovechar a su vez la universidad donde estás. Aprovechar a hablar con los profesores y tejer lazos profesionales porque es una universidad que te ayuda en tu campo.

¿Qué recomendaciones podés dar a quienes quieren irse a otro país?

Cuando vine a París, tomé tres decisiones importantes: primero estudiar el idioma, después obtener mi licencia de conducir y luego pedir la nacionalidad. Son las tres cosas más importantes que decidí y me llevaron 10 años. Son mis tres consejos que recomiendo a toda persona que quiere irse a vivir y trabajar a otro país porque te da autonomía, confianza y te hace partícipe en la vida local. Si no corrés el riesgo de quedar aislado.

¿Qué proyecto tenés a corto plazo?

Mi proyecto actual es profesional. Estoy escribiendo un libro en francés sobre la historia contemporánea de Argentina. Es una novela que, a través de su historia, permite entender un poco más sobre lo que le pasó a la Argentina porque a veces se tergiversan las cosas. Entonces me parece interesante narrar la historia completa de Argentina, contar qué pasó y por qué. Ese es un proyecto que tengo avanzado y quiero terminarlo este año.